Otras entrevistas
Noticias
Inicio > Experiencias de éxito > Slow Fashion Next, cinco años trabajando para divulgar la moda sostenible en España

Slow Fashion Next, cinco años trabajando para divulgar la moda sostenible en España

18/05/2016

, ,


Gema Gómez | Fundadora de Slow Fashion Next

 

Detrás de Slow Fashion Next está Gema Gómez, una diseñadora de carrera que tras trabajar durante años para cadenas de moda en Madrid y París decide emprender en 2011 un nuevo proyecto, Slow Fashion Spain, hoy Slow Fashion Next, una plataforma profesional de moda sostenible que se dedica a la formación, la información y la divulgación del concepto moda sostenible en nuestro país. “Somos un grupo de Profesionales expertos que trabajamos sobre todo en formación a otros Profesionales en Escuelas de Negocio, de Moda y Empresas, y también divulgando, porque nos parece que es fundamental formar e informar correctamente. Impartimos cursos online y presenciales y también damos conferencias y cursos en universidades y escuelas de  moda y negocios”, explica.

 

Desde hace cinco años Slow Fashion Next organiza la Jornada de la Moda Sostenible, que este año del 22 al 24 de abril ha reunido en el Museo del Traje de Madrid a más de 400 estudiantes, emprendedores y empresarios. En un momento en que el slow fashion está al alza, Gema aconseja a los emprendedores que decidan iniciar en este campo su proyecto que se centren en crear marca. “No consiste en crear un producto y esperar que funcione. Hay que dar tiempo a ‘crear marca’, lo que son unos tres años, aproximadamente”, concluye.

 

¿Cuáles han sido las conclusiones de la V Jornada de la Moda Sostenible? ¿Cómo valoras esta quinta edición?

Nuestras conclusiones personales dentro de Slow Fashion Next han sido más que positivas. Hemos recibido decenas de felicitaciones por el nivel de los ponentes, porque, desde luego, el éxito se debe también a la calidad de sus proyectos, así como por el showroom que ha gustado mucho. En total en los tres días aproximadamente unas 400 personas, todo un éxito si se habla de un sector tan nicho aún como es la moda sostenible a nivel profesional, por eso estamos realmente felices y con la seguridad de que la semilla que comenzamos hace cinco años sigue creciendo y mejorando.

 


¿Cuál es el balance general de estos cinco años de la Jornada de la Moda Sostenible?

Personalmente lo vivo como un hito conseguido. Han sido cinco años de sembrar conciencia en este sector concreto, de educar e informar a estudiantes y profesionales y empezamos a ver resultados. Cada día hay más marcas de moda emergentes y cada día habrá más porque al final la sostenibilidad es sentido común y cuando cuentas ciertos datos y las alternativas que se van creando para dar forma a esta nueva industria es tan desafiante como atractivo e ilusionante al mismo tiempo saber que se pueden hacer bien las cosas.

 

¿Por qué es importante para un emprendedor verde del sector de la moda asistir a encuentros como la Jornada de Moda Sostenible?

Por muchos motivos, porque es el gran encuentro a nivel nacional donde encontrar buenas ideas e inspirarse, donde aprender y cargarse de conocimiento, y por qué no decirlo, de contactos. Hemos contado con un  showroom en la fantástica Sala Jardín del Museo del Traje de marcas y tejidos de moda sostenible con más de quince empresas exponiendo en él.

Desde Slow Fashion Next, además de impulsar estas jornadas, trabajáis en otras áreas.

Sí, trabajamos sobre todo en formación a profesionales y también divulgando, porque nos parece que es fundamental formar e informar correctamente. Impartimos cursos online, cuya oferta formativa estamos ampliando en este momento, y también damos conferencias y cursos en universidades, escuelas de moda y escuelas de negocio.


¿Por qué y cuándo pusiste en marcha Slow Fashion Next?

Soy diseñadora de moda de carrera. He trabajado en institutos de tendencias en París muchos años, así como en grandes cadenas de moda en Madrid otros tantos más. Cuando empecé a viajar a Asia y a darme cuenta de cómo se producía la ropa, en qué condiciones, y en qué cantidades entendí que, o seguía formando parte del problema, o intentaba hacer algo por solucionarlo, por eso creé Slow Fashion Next.

 


¿Cuál es el plus del slow fashion? ¿Cuál es su valor ambiental?

Pues son muchos los criterios positivos que conlleva el slow fashion, desde el uso racional de los recursos, a la creación de empleo o la seguridad de estar pagando salarios dignos, o usar prendas de calidad y de diversidad estética, es decir que también tiene que ver la preservación cultural que significa la moda para la sociedad. El otro día les preguntaba justamente esto a mis alumnos. Después de ver la premiere de “Demain-le film” les decía que el fast fashion más allá de llenarnos los armarios de ropa de mala calidad, no nos aportaba mucho más valor ¿Qué valor social está aportándonos? ¿Cómo cuida lo local? ¿Las personas? ¿Qué va a dejar a nuestros hijos? Si vemos esta comparación de lo que significa tener lleno un armario de ropa de estas características nos damos cuenta del poco valor que ese modelo de negocio nos aporta y por tanto del gran valor que tienen todas las iniciativas que están naciendo y que buscan justamente aportar ese valor.

 


¿Es un sector rentable para los emprendedores que decidan iniciar un proyecto en este ámbito?

En este tema creo que tenemos que ser muy realistas y responsables con los mensajes que lanzamos a los que se van a lanzar al mundo del emprendimiento. Crear una marca de moda rentable y de éxito es todo un reto y se necesita aprender de muchas cosas diferentes; no es, en absoluto, tener un producto y esperar que funcione. Hay que dedicar presupuesto a comunicación y comercialización, hay que crear marca, tener bien controlada tu cadena de valor, conocer bien tiempos y tus debilidades como empresa. Se necesita equipo también o dinero para externalizar ciertos aspectos de la empresa en un momento dado, porque llegará un momento que no puedas hacerlo todo sola o solo.

Es posible hacerlo, porque ya hay muchos casos de éxito, como algunos que hemos traído a la Jornada, pero hay que ser realistas como decía antes, estudiar muy bien cuál es tu nicho de mercado, qué quiere de verdad tu cliente, cómo vas a llegar a él, etc. Conocerte muy bien, saber de qué punto partes tanto personal como económicamente y dar tiempo a crear marca, que son unos tres años, aproximadamente.

 

 



¿Quieres recibir todos los meses en tu correo más interesantes experiencias de exito como esta? 

Suscribete aquí al Boletin Red emprendeverde

 

 

 

¿Te ha gustado?, compártelo