Otras entrevistas
Noticias
Inicio > Experiencias de éxito > Lotus Filter Systems, un sistema ecológico de depuración de aguas residuales

Lotus Filter Systems, un sistema ecológico de depuración de aguas residuales

01/09/2016

, , , , , ,

 

 

La depuración de aguas residuales mediante tecnologías basadas en plantas macrofitas en flotación es el servicio que ofrece Lotus Filter. Su sistema de depuración se basa en “un proceso natural, que lleva millones de años haciéndose en la Tierra, gracias a unas plantas acuáticas que depuran los lagos, las lagunas y los ríos”, apunta Rafael Delgado de Robles, director de ventas de la empresa. Una iniciativa con un marcado valor ambiental. “El valor verde de Lotus es depurar sin consumo energético, con lo cual también hay menos emisión de CO2 y sin añadir productos químicos para la depuración”, recalca.

 

Lotus Filter es una empresa joven, creada en 2013, aunque su equipo ya llevaba tiempo estudiando la necesidad de depuración de aguas de las pequeñas poblaciones en las que no hay depuradoras. “En España se han hecho todas las depuradoras en municipios a partir de 2.000 habitantes y faltan por hacer las de las 6.200 localidades de menos habitantes. Es un número importante”, explica Rafael.

 

Esta iniciativa de depuración de aguas para pequeñas poblaciones mira más allá de España, donde comenzaron con una planta piloto en Centro de Nuevas Tecnologías del Agua (CENTA) y cuentan con una instalación en Cehegín (Murcia). Ahora han ampliado sus líneas de trabajo. “Tenemos proyectos presentados en Estados  Unidos, en Perú, en Bolivia y ahora nos han pedido unos proyectos para Panamá”.

 

¿Qué servicio ofrece Lotus Filter?

Lotus Filter es un sistema ecológico 100% para depuración de aguas residuales o aguas negras, que utiliza unos sistemas de soporte biológicos y plantas que hace que, sin ningún gasto energético o prácticamente ninguno –a veces se puede utilizar energía, a veces no– y sin ningún producto químico, se depuren las aguas con una calidad igual que en los sistemas convencionales.


Frente a los convencionales, por tanto, ¿cuáles serían las ventajas que destacarías?

La primera es que la instalación es más barata, porque no implica bombas ni bolsas de hormigón, ya que aquí se hacen balsas de tierra compactada, lo que supone un 40% de ahorro frente a un sistema convencional. Y el mantenimiento y la operación, que siempre es lo más oneroso, es en torno a un 80% más barato que el de un sistema convencional.

 


¿Cuándo nace Lotus Filter?

Nace en el 2013, aunque antes ya empezamos a fijarnos en el tema de las pequeñas poblaciones. En España hay 8.200 ayuntamientos, incluyendo las grandes ciudades, y se han hecho todas las depuradoras en municipios a partir de 2.000 habitantes. Faltan por hacer las de esas localidades. Y de menos de 2.000 habitantes hay 6.200 municipios por solucionar el tema de las depuradoras. Es un número importante y además hay que cerrarlo, porque hay que cumplir la Directiva Marco del Agua de la Unión Europea. De esas 6.200 localidades, aquellas que instalaron sistemas convencionales los han tenido que parar porque son inviables económicamente.

 

Tras tres años de andadura, ¿en qué momento se encuentra la iniciativa?

Empezamos poniendo una planta piloto en el Centro de Nuevas Tecnologías del Agua (CENTA) dependiente del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y de la Junta de Andalucía porque hemos comenzado el camino al revés: en 2013 empezamos primero viendo cómo podía funcionar el sistema, con pruebas y con la idea de luego empezar a comercializarlo, no pensando en comercializar a partir de una idea sin experiencia. Después la primera obra la hicimos en 2014 en Cehegín, en Murcia, dentro del pueblo. La obra en su conjunto, no solo la depuradora, tiene varios premios europeos. En este caso la planta coge las aguas fecales, las depura y se utilizan para riego.

 


¿Qué necesidades de financiación tiene la empresa?

Estamos pidiendo 450.000 euros con una devolución a cinco años. Lo que hay que destacar es que tenemos muchas cosas ya comenzadas. El problema de nuestro sistema es que desde que un ayuntamiento decide poner una depuradora hasta que se hace eso implica un concurso público, con lo que se tarda año y medio o dos años desde que el ayuntamiento dice que se empieza hasta que se hace la obra.

 

¿No contáis actualmente con inversores?

Ahora mismo no. Todo el dinero que hemos usado, que es bastante, sale de nuestros propios bolsillos. Nos fijamos en el mercado de la depuración no solo en España, porque tenemos proyectos presentados en Estados Unidos, en Perú, en Bolivia y ahora nos han pedido unos proyectos para Panamá. El problema es que el procedimiento es lento; desde que la Administración decide hacerlo y sacar los pliegos de condiciones pasa tiempo, hasta dos años.

 

¿Por qué le puede interesar a un inversor Lotus Filter como iniciativa?

Primero porque en todo el mundo, en España, en Estados Unidos, en Europa, faltan por hacer las depuradoras de las pequeñas poblaciones. El nuestro es un sistema para pequeñas poblaciones. Los sistemas convencionales se han visto completamente inviables para estas poblaciones. O son sistemas blandos, los que no utilizan energía, ni productos químicos y tienen un mantenimiento muy sencillo, o no son viables.

 

Otra cosa que se ha hecho es centralizar la depuración de muchos pueblos en un solo pueblo, pero ha habido desastres ecológicos serios y además las infraestructuras son carísimas. De lo que se trata es de que en cualquier pueblo, incluso sin energía eléctrica, se pueda depurar el agua

 

¿Cuál es el valor ambiental de la iniciativa?

El valor verde de Lotus es depurar sin consumo energético, con lo cual también hay menos emisión de CO2. No hay ningún tipo de olor y no produce fangos, que es otro de los grandes gastos de las depuradoras porque las propias plantas utilizan esos fangos como nutrientes para crecer. Tampoco hace falta echar ningún producto químico, que en los sistemas convencionales sí hay que echar. Se trata de un proceso natural, que lleva millones de años en la Tierra gracias a unas plantas acuáticas que depuran los lagos, las lagunas y los ríos. Nosotros lo hemos hecho mucho más sofisticado logrando que el sistema sea mucho más rápido para no tener que esperar meses para depurar el agua.

 


¿Cómo es el equipo de Lotus?

Somos seis personas. Yo llevo la parte de ventas y marketing, hay ingenieros, una licenciada En Ambientales y un economista. Contamos con buenos asesores externos, entre ellos Jorge Chamorro, el mayor experto en España y posiblemente en Europa en tratamiento y depuración de aguas.

 

 

¿El apoyo de un inversor es clave para Lotus Filter?

Es fundamental para nosotros. Hasta ahora todo ha sido capital propio de los socios, hasta que se ha acabado. Ya tenemos un caso de éxito, el de la planta piloto, y nos han pedido muchos presupuestos.

 

 


¿Quieres recibir todos los meses en tu correo más interesantes experiencias de exito como esta? 

Suscribete aquí al Boletin Red emprendeverde

 



 

 

¿Te ha gustado?, compártelo