Otras entrevistas
Noticias
Inicio > Experiencias de éxito > Seabin, papeleras que recogen la basura flotante en el mar

Seabin, papeleras que recogen la basura flotante en el mar

, , ,


Andrew Turton y Pete Ceglinksi son los padres de Seabin, una iniciativa para instalar  papeleras (seabins) de recogida para  los residuos que flotan en el agua del mar. El proyecto fue presentado por estos australianos en el Real Club Náutico de Palma de Mallorca en otoño de 2015. “Vamos a poner en marcha el período de prueba con nuestros puertos pilotos para asegurarnos de que todo funciona como debe, antes de lanzarnos a la producción, venta y distribución de las seabins”, comenta Sergio Ruiz Halpern, director científico de Seabin.

En total son seis los puertos pilotos (Port Adriano en Mallorca, La Grande Motte en Francia, Porto Montenegro en Montenegro, un puerto en Helsinki, en la Isla Bermuda y en San Diego (California)) en los cuales, durante estos días, se están instalando las seabins que funcionaran como puntos de un sistema automatizado de recogida de la basura flotante. Las versiones demo de las papeleras están hechas con fibra de vidrio y la primera partida de papeleras se hará con plástico, aunque los impulsores del proyecto esperan fabricar “la segunda generación de seabins con los plásticos recogidos por la primera generación”.

Además de la labor de limpieza de las seabins, estos emprendedores quieren incorporar los desechos recogidos al ciclo productivo. “Queremos trazar el destino de los desechos capturados por las seabins y asegurarnos de que, en la medida de lo posible, no acaben ni en el vertedero ni incinerados, sino que sirvan para producir nuevos productos”, recalcan.

 

¿Qué os empujó a poner en marcha Seabin?

La idea surgió de Andrew Turton, después de años navegando  y trabajando como constructor de barcos para regatas profesionales. En el desarrollo de su actividad, se encontraba con cantidades ingentes de plásticos, especialmente en puertos deportivos. Entonces se dijo que si había papeleras en las calles por qué no podía haber papeleras en el agua. Después de varios prototipos iniciales se asoció con Pete Ceglinksi, que también trabajaba en el mundo de las regatas y contaba con experiencia en el diseño de productos, pues trabajó varios años en ello. En 2015 dejaron sus trabajos y se dedicaron en cuerpo y alma al proyecto. Cuando tuvieron un prototipo en marcha, hicieron una campaña de crowdfunding y a finales de 2015 consiguieron 250.000 dólares americanos para llevar el prototipo a producción, financiación que ha mantenido el proyecto hasta ahora.

 

¿En qué consiste vuestro proyecto?

Seabin Project es más que un sistema automatizado de recogida de basura flotante. Nos hemos dado cuenta de que la solución al problema de la contaminación marina incluye un acercamiento en varios frentes. En Seabin Project queremos que nuestro producto sea un vehículo para educar al público en general y a las nuevas generaciones en particular a cambiar nuestros hábitos, ser más conscientes de este problema global y dar pequeños pasos para intentar revertir la situación. Por otro lado, consideramos que la puesta en marcha de las seabins nos presta una oportunidad de oro para tomar datos de la cantidad de desechos flotantes que hay en las zonas costeras; queremos crear un sistema centinela para poblar una base de datos global que nos pueda aportar información y nos ayude a una mejor toma de decisiones.

 

En noviembre de 2015 presentasteis vuestro prototipo en el Real Club Náutico de Palma, ¿qué tal la acogida?

El entusiasmo por parte de la sociedad, tanto en la presentación en el Real Club Náutico de Palma como en la recaudación de nuestro crowdfunding, y el apoyo constante en las redes sociales ha sido inmenso y es lo que nos empuja y motiva a cada día trabajar mejor y más duro en el desarrollo de este proyecto.

 

¿En qué fase se encuentra actualmente la iniciativa?

 En estos momentos estamos a punto de distribuir los modelos de prueba a nuestros puertos piloto, actores clave en el desarrollo del proyecto pues su confianza y aportación financiera a la iniciativa nos permite testar el producto antes de sacarlo a mercado y poder estar seguros del mismo.

 

¿Habéis logrado captar el interés de los inversores?

Sí, tanto a través del crowdfunding, el Global Pilot Program y algunas rondas de concursos de startups que aún no podemos desvelar.

 

Seabin es una especie de papelera marina pero, ¿qué requisitos necesita para funcionar? Seabin funciona con una bomba de agua que trabaja a 12 V y, por tanto, se puede alimentar con una combinación de energías alternativas.

 

¿De qué está fabricado Seabin y cómo funciona?

Las versiones demo de los puertos piloto (solo seis unidades) están hechas en fibra de vidrio. Las de producción comercial si estarán hechas en plástico PE (polietileno); aunque a priori pueda parecer un contrasentido, los contenedores en tierra también son de este material y nos ayuda a reciclar. Además se puede usar plástico reciclado y la intención es producir la segunda generación de seabins con los plásticos recogidos por la primera generación, que ya estarán manufacturadas con plásticos reciclados de otras iniciativas.

 

¿Por qué es Seabin una iniciativa de economía circular?

Seabin es un proyecto de economía circular por varios motivos. En primer lugar nos gusta el concepto “cradle to cradle” y las seabins se producirán de manera que se puedan reutilizar los materiales para crear nuevas seabins y otros productos, generando el mínimo número de desechos posible. Además queremos trazar el destino de los desechos capturados por las seabins y asegurarnos de que, en la medida de lo posible, no acaben ni en el vertedero ni incinerados, sino que sirvan para producir nuevos productos. A modo de ejemplo y como hemos mencionado anteriormente, uno de los objetivos de Seabin es producir la siguiente generación de seabins a partir de los plásticos recuperados por la anterior generación.

 

¿Cuál es el perfil tipo de un cliente de Seabin?

Seabin está disponible para toda entidad o persona que piense que puede hacer buen uso de ella. Dicho esto, nuestro primer cliente es el puerto deportivo que tiene una necesidad imperiosa de limpiar el espejo de agua del puerto aumentando el confort de  los usuarios y prestando un “servicio gratuito”. Seabin Project entiende el poder del mar y de momento nuestro primer producto está orientado a zonas de aguas confinadas y protegidas de los elementos y con una cierta infraestructura, ya en marcha para su funcionamiento y mantenimiento. Involucrar a la Administración será nuestra siguiente tarea, cuando estemos listos para “salir del puerto” y colocar seabins en zonas más abiertas.

 

¿Cuál es el valor ambiental de vuestra iniciativa?

Tiene un valor ambiental claro en cuanto a la reducción de macro y micro desechos, de los cuales sabemos cuáles son las consecuencias que tienen en el medio ambiente. Además, identificar que para acabar con el problema no solo es necesario recoger los residuos que ya hay en el mar, sino también enfocar el trabajo en políticas de reducción en la generación de residuos y en la concienciación, a todos los niveles, pero, especialmente, con los generaciones futuras, a través de nuestro programa educativo, aporta un valor añadido al proyecto.

 

¿Cuál es el valor de Seabin como proyecto de economía circular?

Como mencionamos anteriormente, queremos que los desechos recuperados por Seabin se puedan reintroducir en el mercado, cerrando el ciclo; es una especie de minería de plásticos.

 

¿Os planteáis que hacer después con esos residuos que recupere Seabin?

Todavía no tenemos decidido exactamente qué hacer, pero en cuanto tengamos las primeras muestras, buscaremos iniciativas en las que participar con los residuos recolectados por Seabin.

 

¿Para ponerlo en marcha qué necesidades de capital tenéis?

De momento estamos en el último tramo, antes de llegar a la distribución comercial y necesitamos dinero para salarios, viajes, materiales, iniciativas educativas con colegios, establecer el programa de investigación, etc. Es difícil dar una cifra exacta.

 

¿Cuál es vuestro principal objetivo en estos momentos?

Poner en marcha el período de prueba con nuestros puertos pilotos para asegurarnos de que todo funciona como debe, antes de lanzarnos a la producción, venta y distribución.

 


¿Quieres conocer experiencias inspiradoras de emprendedores verdes en el ámbito de las basuras marinas?

image

 


¿Quieres recibir todos los meses en tu correo más interesantes experiencias de éxito? 

Suscribete aquí al Boletin Red emprendeverde

 

 

¿Te ha gustado?, compártelo