Otras entrevistas
Noticias
Inicio > Experiencias de éxito > AUARA, agua mineral con valores sociales y medioambientales

AUARA, agua mineral con valores sociales y medioambientales

, , , , ,

Vender  agua mineral embotellada en botellas hechas de plástico PET procedente del reciclaje para poder llevar agua a países en los que aquella es un bien de primera necesidad es la razón de ser de AUARA. Un proyecto emprendedor sin ánimo de lucro, con unos claros objetivos sociales. En palabras de Antonio Espinosa, su director general, “AUARA existe por y para su fin social, que es llevar agua potable a personas que no la tienen”.  Junto a ese valor social está el medioambiental: el equipo de AUARA quiere reducir al máximo el impacto del embotellamiento de agua y por eso son la primera marca de agua en Europa que fabrica sus botellas con un 100 % de material reciclado.

Desde 2015, año en el que se pone en marcha la iniciativa, han podido desarrollar proyectos en países como Benín, Camboya, Haití y Camerún, trabajando siempre “con socios locales, porque para nosotros es fundamental contar con una estructura local que conozca bien el lugar de actuación, que sea parte de la comunidad local y que nos garantice que podemos hacer un seguimiento del proyecto a largo plazo.”

De momento solo puede comprarse agua AUARA en España a través de grandes distribuidores, establecimientos de hostelería y en su propia tienda online. Solo de septiembre a diciembre de 2016 facturaron 100.000 euros y sus previsiones para este año son alcanzar la cifra de 1.200.000 euros. ¿Sus retos inmediatos? “Alcanzar un volumen de ventas y una presencia en distribución a nivel nacional que nos permita desarrollar un volumen importante de proyectos todos los años y que cualquier persona en España pueda tener una botella de AUARA”. 

 

¿En qué consiste vuestro proyecto y qué os animó a embarcaros en la iniciativa?

AUARA es una marca de agua mineral basada en valores sociales y medioambientales. Invertimos el 100% de nuestros dividendos en proyectos para llevar agua potable a personas necesitadas, y somos la primera marca de agua en Europa que fabrica sus botellas con un 100% de material reciclado.

Nuestro concepto es fácil: vendemos agua de calidad aquí para llevar agua de calidad a los lugares más necesitados. En España, convertimos un acto cotidiano como beber agua en un acto extraordinario.

Nos embarcamos en esta aventura a partir de haber tenido experiencia en proyectos de cooperación. Hemos tenido la suerte de trabajar en distintos proyectos y en distintos lugares (Perú, Camboya, Etiopía…) en los que hemos conocido de primera mano lo que significa vivir sin agua potable y cómo afecta en todos los sentidos. Después de vivir esta realidad de primera mano, decidimos que teníamos que hacer algo para cambiarla.

 

¿Cómo y cuándo nace?

En enero de 2014 nos juntamos dos amigos del colegio y hablando de arreglar el mundo, decidimos lanzarnos a desarrollar nuestra propia empresa social para hacer un proyecto de acceso a agua potable.

 

¿De qué materiales está hecha la botella y de dónde procede el agua que comercializáis?

Nuestra botella se fabrica con R-PET, que es PET 100% proveniente de reciclaje. El tapón es HDPE estándar, aunque estamos trabajando para sustituirlo a finales de este año por un biopolímero de origen orgánico y biodegradable.

En cuanto a la procedencia del agua, AUARA es un agua de mineral natural proveniente del manantial Carrizal II, en León. Su extracción de los acuíferos y manantiales se controla de forma estricta, comprobando la reposición natural del agua para evitar el agotamiento de los recursos naturales. Su composición mineral posee unas características propias y estables que se conservan intactas, gracias al origen subterráneo del agua. Además, el agua no es sometida a ningún tipo de tratamiento químico ni térmico, es totalmente natural. El agua de AUARA es alcalina, de mineralización débil, recomendada por expertos para la elaboración de alimentos infantiles, e indicada para dietas pobres en sal.

 

¿Pensáis comercializar en botellas de otras capacidades además del medio litro?

Estamos trabajando para comercializar próximamente las botellas de 1,5 l y 0,33 l. Las botellas que vendemos actualmente se pueden comprar de forma individual en los diferentes retailers como El Corte Inglés o Viena Capellanes o a través de nuestra página web en packs de 12 o 24 botellas.

A largo plazo esperamos contar también con formato de gran volumen.

 

El 100% de los beneficios  se invierte en llevar agua a personas que no tienen acceso a la misma. ¿Cómo lo hacéis y en qué países?

Trabajamos siempre con socios locales en los países en los que desarrollamos los proyectos. Seleccionamos a los socios muy cuidadosamente, haciendo un análisis de sus memorias de actuación y de sus cuentas de los últimos tres años, así como de memorias de proyectos ya ejecutados en base al agua que demuestren que conocen este tipo de actuaciones. Para nosotros es fundamental contar con una estructura local que conozca bien el lugar de actuación, que sea parte de la comunidad local y que, sobre todo, nos garantice que podemos hacer un seguimiento del proyecto a largo plazo. Nos comprometemos a hacer un seguimiento durante cinco años.

Hasta ahora hemos trabajado en Benín, Camboya, Haití y Camerún, y este año vamos a trabajar también en Etiopía, Uganda, Congo y Marruecos. No tenemos un ámbito geográfico delimitado, sino que lo importante para nosotros es contar con socios de confianza sobre el terreno y con buenos proyectos.


¿Por qué os decidisteis a contar con embajadores para vuestro proyecto? ¿A cuántas personas habéis involucrado hasta ahora?

Tratamos de hacer embajadores de la forma más espontánea posible, que todo el que quiera y se sienta identificado con el proyecto se pueda sentir embajador en su ámbito. Para nosotros es fundamental el boca a boca, porque no podemos invertir grandes presupuestos en comunicación. Hemos tenido la suerte de conseguir el apoyo desinteresado de bastantes personas famosas y también de gente más anónima.

 

¿Dónde se puede compra el agua de AUARA?

En supermercados de El Corte Inglés; en Hipermercados Carrefour de Madrid, Cataluña y Valencia; en Amazon; en nuestra propia tienda online; en tiendas Ilunion; en Viena Capellanes…

 

¿Cómo son los clientes de AUARA?

Son todo tipo de personas. Todos bebemos agua, y no hace falta ser nadie extraño para tener una sensibilidad social. Al final, AUARA es muy fácil. Solo hay que elegir una marca de agua distinta y ya estás teniendo un impacto positivo en el mundo. Así de sencillo. Sí es verdad que las consumidoras más habituales son mujeres jóvenes.

 

¿Cuál es el valor ambiental y social de vuestra iniciativa?

El valor social es que somos una empresa 100% social. AUARA existe por y para su fin social, que es llevar agua potable a personas que no la tienen. Y el valor medioambiental es el hecho de que apostamos por innovar en todo aquello que supone una reducción de nuestro impacto ecológico. Hemos sido la primera marca de agua en Europa en fabricar las botellas con material 100% reciclado, pero hay mucho camino por recorrer aún y queremos estar a la vanguardia en la introducción de biopolímeros (materiales de origen orgánico y biodegradables).

 

¿Cuál es el valor de AUARA como proyecto de economía circular?

La fabricación de envases con materiales 100% reciclados y, a futuro, la progresiva sustitución del plástico por materiales de origen orgánico y biodegradables.

 

Para poner en marcha la iniciativa, ¿con qué fondos contasteis?

De momento, fondos propios y fondos de particulares business angels que se han aventurado a hacer “inversión de impacto”, un tipo de inversión que busca unos retornos moderados pero que conlleva un impacto social y medioambiental positivo.

 

¿Cuáles han sido los principales logros de estos años?

El primero, lanzar el proyecto al mercado. No ha sido fácil por nuestras limitaciones de financiación, las complejidades técnicas (botella cuadrada ecodiseñada, material 100% reciclado…). Luego es un reto entrar a competir en un mercado dominado por multinacionales gigantescas, es realmente difícil competir en precios, en alcance de distribución, y poco a poco vamos haciendo clientes fieles de los que estamos muy orgullosos. Pero el logro más importante son los proyectos que vamos terminando.

 

¿Qué os hace falta para consolidar vuestra iniciativa? ¿Cuáles son vuestros retos?

Alcanzar un volumen de ventas y una presencia en distribución a nivel nacional que nos permita desarrollar un volumen importante de proyectos todos los años. Eso nos permitirá también ser cada día más competitivos no solo en producción sino también en logística, y permitirá que cualquier persona en España pueda tener una botella de AUARA accesible y que sea una alternativa de consumo habitual.

 

¿Creéis que la economía circular es un campo en el que los emprendedores pueden poner en marcha sus iniciativas con éxito?

Creo que ser fiel y coherente a los principios de la economía circular dificulta mucho las cosas. Hoy en día, es mucho más barato producir sin tener en cuenta el medio ambiente o los valores sociales. Es muy tentador para cualquier empresa, porque mirando para otro lado se puede ser más competitivo y ganar más dinero. Pero creo que cada día más, los consumidores van a exigir que los productos o servicios que pagan tengan una componente ética detrás, y el ser coherente con valores sociales y medioambientales va a ser cada día una ventaja competitiva más importante. Y no solo eso. Creo que cada día más, para poder atraer talento a las empresas, estas van a tener que ser más coherentes, porque los jóvenes más formados y brillantes también son cada día más conscientes y responsables. Vamos a un mundo en el que el talento ya no se puede pagar solo con dinero, sino que será necesario tener proyectos coherentes.

 


 

¿Quieres recibir todos los meses en tu correo más interesantes experiencias de éxito? 

Suscribete aquí al Boletin Red emprendeverde

¿Te ha gustado?, compártelo