Otras entrevistas
Noticias
¿Necesitas dar a conocer tu proyecto y potenciar tu marca personal?
  Si quieres crear una nueva empresa en el...
30 experiencias inspiradoras por un mar sin plásticos
  Hemos celebrado el Día de Mundial...
Emprendedores verdes sobre ruedas
  Celebramos el Día Mundial de la...
Inicio > Experiencias de éxito > Iguales en Acción, viviendas verdes y empleo digno para integrar socialmente a personas sin hogar

Iguales en Acción, viviendas verdes y empleo digno para integrar socialmente a personas sin hogar

 

Un equipo multidisciplinar de agentes sociales trabajando codo con codo con personas sin techo o que han vivido en la calle forman Iguales en Acción, asociación promovida por Menchu Romero en 2017 como un grupo de emprendimiento social y verde. “Nuestro objetivo es crear empleo verde con el que poder contratar a nuestros asociados para salir de la calle y de su situación de exclusión severa, a la vez que generamos puestos de trabajos para los agentes sociales que trabajamos en la entidad”, puntualiza Menchu.

 

A través de su proyecto ‘Viviendas Verdes’ pretenden facilitar el techo a estas personas. ‘Vivienda sí, pero verde; pretendemos equipar a la vivienda con mobiliario y enseres reciclados y de segunda mano y reducir su huella ecológica’ recalca la presidenta de la asociación, que destaca como una de las misiones de Iguales en Acción ‘producir innovación social e impacto medioambiental en nuestro territorio, a partir de la experiencia de las personas en situación de calle’.

 

En esta primera fase, su objetivo prioritario es ‘crear una estructura asociativa fuerte que nos ayude a poner nuestro proyecto en pie. Contamos con viviendas y con servicios activos, pero necesitamos mucha ayuda para crecer con potencial’, insiste.

 

¿Cuál es el leit motiv de Iguales en Acción?


Planteamos la necesidad de trabajar juntos por las dos barreras más prioritarias que impiden salir de la exclusión severa: el acceso a la vivienda y al empleo digno.

Nuestro nombre proviene de uno de los valores que deseamos fomentar y practicar desde el ejemplo: la igualdad como personas que cuentan con capacidades distintas, la igualdad de oportunidades para acceder a nuestros derechos y deberes e incluso al emprendimiento, así como la igualdad entre seres humanos diferentes a la vez que iguales en dignidad.

 

¿Cuál es el objetivo de vuestra asociación?


Nuestra misión es producir innovación social e impacto medioambiental en nuestro territorio, a partir de la experiencia de las personas en situación de calle, generar recursos de Green Housing First, como herramienta de inclusión residencial y laboral, y capacitar a las personas en exclusión como Agentes Verdes Comunitarios de última milla.

Nuestra visión consiste en ofrecer la oportunidad real para salir de la exclusión severa, desde el acceso a la vivienda digna, al emprendimiento grupal y verde, como modelo de economía circular. Y, además, potenciar alternativas al modelo generalizado de intervención social y contribuir a crear un mundo justo y sostenible.

 

¿Qué problemas sociales tratáis de resolver?


La realidad de la calle o el sinhogarismo, es un fenómeno estructural que requiere de un trabajo de intervención integral y de unas políticas sociales eficaces para erradicarlo. No obstante, principalmente la necesidad más acuciante de estas personas es el carecer de una vivienda propia o de un empleo. Desde nuestro proyecto de Viviendas Verdes pretendemos poder facilitarles lo primero el techo y el hogar que necesitan para recuperar sus vidas.

 

Por otro lado, y no por ello menos importante, deseamos poner nuestro granito de arena para frenar el cambio climático fomentando la sostenibilidad en nuestro territorio. El hecho de vivir en la calle ofrece una gran potencialidad a las personas que la han sufrido en relación a la economía circular, ya que los convierte en expertos recicladores por el simple hecho de la supervivencia. Por ello, estamos capacitándonos como Agentes Verdes Comunitarios para contribuir a la creación de comunidades verdes desde servicios varios de última milla y dentro de la gestión de residuos urbanos.   

 

¿En qué consiste vuestro proyecto ‘Viviendas Verdes’?


Trabajamos nuestros dos objetivos bajo el proyecto de Viviendas Verdes, que desarrollamos desde diferentes enfoques:

 

Green Housing First: se trata de un proyecto de empoderamiento para el alojamiento de personas que carecen de vivienda, a partir de la filosofía del Housing Firt, que amplía e innova en este enfoque del derecho a la vivienda digna desde una perspectiva ecológica y de sostenibilidad. La filosofía del Housing Firt parte de ofrecer una vivienda a personas en situación de calle como primera herramienta de inclusión. El proceso necesita de un acompañamiento socio-educativo integral, profesionalizado e individualizado.

 

Lo primero vivienda sí, pero vivienda verde.

 

Además, estamos trabajando para capacitar y ofrecer oportunidades laborales como Agentes Verdes Comunitarios a personas en situación de calle. Es un proyecto de innovación social y emprendimiento, en el que nos centramos en crear servicios que fomenten la filosofía de la economía social y circular y donde las potencialidades de las personas participantes son la clave de su sostenibilidad.

 

Aunque la iniciativa es joven, tú cuentas con experiencia trabajando con personas en exclusión social, concretamente sin un techo para vivir.


Soy trabajadora social por vocación y profesora de universidad, llevo toda mi vida participando, trabajando o creando proyectos sociales, culturales e intentando emprender desde lo social. Mis últimos 10 años laborales se han centrado en las personas sin hogar, desde un centro de día que cambió mi perspectiva con esta realidad.

 

¿Cómo trabajáis para crear empleo vinculado a la sostenibilidad?


Trabajamos como Agentes Verdes Comunitarios de Última Milla de dos formas. Gracias al convenio con la empresa Koiki del País Vasco, esperamos dedicarNOS en breve a la mensajería de última milla. Esta actividad forma parte de un modelo verde de transporte en el territorio local, que no ocasiona emisiones de CO2 ya que se desarrolla a pie o en bicicleta.

 

Además, somos agentes verdes de última milla del Carnaval Reverde, vendiendo sus vasos retornables, con los que concienciamos y reducimos el plástico en nuestra ciudad en los carnavales o en eventos de la ciudad. Por otro lado, estamos desarrollando un servicio de reparto a domicilio para ofrecerlos a empresas verdes en el territorio, supermercados, comercios, plazas o lonjas… Ell objetivo de crear un servicio de proximidad al ciudadano.

 

Aunque no tengáis ánimo de lucro, si necesitáis ser rentables. ¿Cómo os planteáis lograr esa rentabilidad?


Estamos realizando aún estudios de mercado, analizando las necesidades de nuestros posibles clientes y prototipando nuestros servicios. Creemos que poco a poco, con la ayuda de las administraciones públicas y empresas privadas, iremos ampliando mercado y teniendo clientes fuertes que confíen en nuestros servicios y en el valor añadido que ofrecemos. Por ahora, al ser una entidad sin ánimo de lucro nos vamos sosteniendo desde el voluntariado de los propios asociad@s, de la venta de vasos retornables, de eventos benéficos para nuestra autogestión o de donaciones y concursos a los que podemos acceder.

 

¿Qué os hace falta en esta primera etapa de Iguales en Acción?


Poder crear una estructura asociativa fuerte que nos ayude a poner nuestro proyecto en pie, aunque ya contamos con viviendas y con servicios activos, aún necesitamos mucha ayuda para crecer con potencial. Para empezar, aún no contamos con un local propio con el que iniciar el servicio de mensajería de Koiki y ello nos tiene frenados.

 

Aunque por otro lado, como entidad sin ánimo de lucro necesitamos que nos conozcan, que confíen en nosotros desde las ayudas públicas y privadas.

 

¿Qué formación recomendarías a aquella persona que quiera lanzar su proyecto de emprendimiento? ¿Algún libro?


Pues la verdad que toda la que, poco a poco, vamos haciendo nosotr@s mismos en nuestro territorio como fuera de él. Hemos sido privilegiados y tuvimos la opción de poder formarnos en diversos cursos y programas formativos de la Fundación Biodiversidad, de los cuales hemos aprendido y ampliado redes a nivel nacional e incluso en el extranjero. Aún recordamos ese maravilloso NESI celebrado en Málaga, en el que comenzamos a tener relaciones con la fundación y del cual aún estamos asombrados por el maravilloso mundo que se conocimos allí, y por el que se nos abre en torno a la innovación social, verde o azul y en base a la economía circular. Hay tanto por hacer, conocer y aprender…

¿Te ha gustado?, compártelo