Noticias
Otras entrevistas
Inicio > Noticias > El filón sostenible y sin barreras de la impresión en 3D

El filón sostenible y sin barreras de la impresión en 3D

admin

25/09/2017

, , ,

 

Rapidez, ahorro en gastos y sostenibilidad. Estas son algunas de las ventajas del prototipado y la fabricación de productos en 3D frente a los sistemas convencionales. La impresión en tecnología 3D supone una revolución frente al prototipado convencional de productos: con una sola máquina pueden fabricarse multitud de objetos bajo demanda y sin generar residuo alguno. Precisamente es esa limpieza del proceso lo que hace que la tecnología de impresión en 3D ofrezca un plus que la hace compatible con el desarrollo sostenible.

 

En palabras de Francisco Callao, mánager para Europa de B-PET Filament, empresa que se decía a la fabricación del filamento para impresoras 3D, una de las ventajas de esta tecnología de impresión es “poder diseñar una pieza o un producto sin realizar un molde previo. Como dijo Barack Obama, ‘la impresión 3D tienen el potencial de revolucionar la forma en la que hacemos casi todo. La próxima revolución industrial es la fabricación propia’”, apunta.

 

Para poder imprimir, estas máquinas utilizan un filamento hecho de PET procedente del refinado del petróleo o de plástico ABS, entre otros materiales. En ese escenario, lo novedoso de la apuesta de B-PET Filament es “haber sido los pioneros en fabricar un filamento para la impresión 3D 100 % reciclado procedentes de envases de PET en su composición”, explica Francisco.

 

Otro ejemplo de proyecto de emprendimiento en torno a la impresión 3D es 3D Impact, una cooperativa que fabrica filamento para impresoras 3D a partir de plástico reciclado, sumando a su valor ambiental el social, al desarrollar su labor en el barrio de las 3.000 Viviendas, una de las barriadas más deprimidas  de España. María Melgar, su gerente, explica por qué se decidieron a poner en marcha un proyecto relacionado con la impresión en 3D. "Con un fuerte conocimiento tecnológico de la fabricación aditiva y de la inminencia de la explosión de las tecnologías de la impresión 3D, de su crecimiento imparable, optamos por la fabricación del consumible, el filamento para las impresoras", comenta.

 

La impresión en 3D ofrece posibilidades casi ilimitadas para la autofabricación de todo tipo de productos  y permite prototipar de forma rápida y barata, desde pequeños objetos para el hogar o la oficina hasta edificaciones. Así, la localidad madrileña de Alcobendas aloja desde diciembre de 2016 en el parque de Castilla-La Mancha un puente impreso completamente peatonal diseñado por el Instituto de Arquitectura Avanzada de Cataluña (IAAC) y fabricado e instalado por Acciona.

 

También la medicina se beneficia de la impresión en 3D. Este año, un grupo de científicos de la Universidad Carlos III de Madrid (UC3M), del CIEMAT (Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas) y del Hospital General Universitario Gregorio Marañón han presentado, en colaboración con la empresa BioDan Group, un prototipo de bioimpresora 3D capaz de crear piel humana que puede ser trasplantada a pacientes o ser utilizada para la investigación y en la industria química, cosmética y farmacéutica.

 

En definitiva, la impresión en 3D es una tecnología cuyas posibilidades no parecen tener límite y que, además resulta sostenible y respetuosa con el medio ambiente.

  


  

 Puedes inscribirte aquí hasta el 9 de octubre




 ¿Quieres recibir todos los meses en tu correo más interesantes experiencias de éxito? 

Suscribete aquí al Boletin Red emprendeverde


 

¿Te ha gustado?, compártelo