Otras entrevistas
Noticias
Inicio > Experiencias de éxito > Tierras Vivas

Tierras Vivas

Lorenza Olivares I Gerente de Tierras Vivas

 

 

"Tierras Vivas, primera tienda especializada en la venta de alimentos ecológicos en Jaén"

 

Tras tomar contacto con pequeños productores con explotaciones de tipo tradicional en espacios naturales de la provincia de Jaén y constatar la falta de estructuras eficientes de comercialización de sus productos, Lorenza Olivares Brémond puso en marcha Tierras Vivas. Alimentos que emocionan, en otoño de 2012.  El objetivo, “vender y ayudar a vender alimentos ecológicos a los productores, aportándoles soluciones estratégicas de comunicación y marketing”, explica. Además, la empresa invita a los consumidores a vivir experiencias de agroturismo impulsadas por los pequeños productores que tienen explotaciones de un alto valor ambiental.

“La política comercial de la empresa está orientada a promover el consumo familiar de alimentos, ofreciendo la menor relación calidad/precio gracias a establecer acuerdos con productores locales”, dice Lorenza, licenciada en Periodismo con formación en comunicación ambiental, agroecología y desarrollo rural. En lo que respecta al resto de servicios de la empresa, Tierras Vivas apuesta por el trabajo en red y las sinergias empresariales “basadas en el modelo todos ganan”, apunta la promotora y gerente de la empresa.

Para Lorenza el sector de la alimentación ecológica ofrece claras oportunidades de negocio. “Pese a la crisis, es un sector en expansión que sigue generando empleo -apunta Lorenza-. El reto está en la profesionalización y en ser capaces de conciliar el saber hacer de los productores tradicionales con la nueva visión que podemos aportar los recién llegados”.

 

¿Qué es Tierras Vivas?

Tierras Vivas es un proyecto de emprendimiento verde que pretende “vender” y “ayudar a vender” a través de un innovador modelo de negocio que aúna:

  • Una marca y una tienda especializada en alimentos ecológicos km 0 de alto valor añadido.
  • Una empresa de consultoría especializada en soluciones estratégicas de creación de valor y comunicación corporativa para pequeñas empresas agroalimentarias del sector ecológico.
  • Una aceleradora de iniciativas de agroturismo impulsadas por pequeños productores con explotaciones de alto valor ambiental y sociocultural, a través de la inversión de capital semilla y servicios técnicos especializados.

En ese sentido,

  • Ofrecemos a pequeños productores y artesanos agroalimentarios servicios profesionales de comunicación y marketing económicamente asequibles y adaptados a sus necesidades.
  • Nos implicamos directamente en la comercialización de sus productos a través de nuestra ecotienda y otras acciones de promoción y venta.
  • Invitamos a los consumidores a vivir experiencias únicas de la mano de quienes producen los alimentos que compran y cocinan cada día.

En definitiva, queremos ser un aliado estratégico para pequeños operadores agroalimentarios orgullosos de su buen hacer, comprometidos con su responsabilidad como agentes de desarrollo local y conscientes de su papel, no sólo como productores de alimentos, sino también de biodiversidad, paisaje y cultura. Una alternativa de consumo y alimentación más saludable, activa y responsable que devuelva el protagonismo a dos extremos de la cadena: productores y consumidores.

 

 

De entre los servicios que ofrecéis, ¿cuál es vuestra principal línea de negocio?

Aunque en nuestro primer año de vida hemos tenido actividad en nuestras tres áreas de negocio, actualmente nos hemos centrado en consolidar el área de venta directa, ya que entendemos que será la que sustente en buena parte el correcto desarrollo de las otras dos. Si logramos contribuir a aumentar las ventas de nuestros productores, éstos podrán destinar mayores recursos tanto a la mejora de sus canales y herramientas de comunicación, como a diseñar estrategias que les permitan diversificar sus rentas a través de iniciativas de agroturismo que, a su vez, revertirán además, en una mejor promoción de sus productos. Del mismo modo, Tierras Vivas podrá participar más activamente en calidad de socio en estas iniciativas en la medida en la que aumente su capacidad de inversión.

 

¿Qué tipo de iniciativas de agroturismo promovéis?

Hasta la fecha hemos desarrollado programas de visitas activas a explotaciones agroecológicas. Se trata de visitas en grupo que incluyen un taller práctico relacionado con la actividad del productor (elaboración de queso, cata dirigida de aceite, técnicas de horticultura ecológica, extracción de miel, extracción y multiplicación de semillas, etc), una comida a base de alimentos ecológicos locales de temporada y un coloquio-tertulia sobre externalidades ambientales, sociales o culturales de la agricultura y ganadería ecológicas y, por ende, de los alimentos que cocinamos y comemos cada día.

En estas charlas hablamos, por ejemplo, de soberanía alimentaria, tanto a escala global, como local; de razas autóctonas amenazadas o variedades locales de cultivo, de la cultura trashumante y la red de vías pecuarias como patrimonio a conservar, etc. Asimismo, organizamos visitas periódicas más informales bajo el título genérico de “Un domingo en la granja” dirigido a familias y encuentros-degustación entre consumidores y productores locales. En estos momentos, además, estamos trabajando en la puesta en marcha de otros formatos como acciones de compra directa (auto recolección) en el huerto o el frutal, cursos de cocina y talleres de artesanía agroalimentaria o programas de voluntariado y estancias activas en fincas productoras.

 

¿En qué fundamentáis vuestra política comercial?

La política comercial de Tierras Vivas está orientada a promover el consumo familiar de alimentos ecológicos (cesta de la compra básica: frutas y hortalizas de temporada, cereales y harinas, legumbres, lácteos, carnes, envasados...) ofreciendo la mejor relación calidad/precio gracias al establecimiento de acuerdos a largo plazo con productores locales (canal corto) que permitan fijar precios justos y estables tanto para productores como para consumidores en cada campaña.

En lo que respecta al resto de servicios de la empresa, apostamos por el trabajo en red y las sinergias empresariales basadas en el modelo “todos ganan”. En este sentido, por ejemplo, ofrecemos a nuestros productores (proveedores de la ecotienda) la posibilidad de retribuir en especie o a través de acuerdos de distribución nuestros servicios de consultoría.

 

¿Cuál es tu puesto en la empresa?

Soy la promotora y gerente de la empresa.

 

¿Con qué fuentes de financiación contaste al emprender el negocio?

La inversión inicial para la puesta en marcha de la empresa la obtuvimos conjugando varias fuentes de financiación: fondos propios, inversión de capital bajo la forma jurídica de cuentas en participación y préstamos P2P (entre particulares) de un grupo de personas ajenas al proyecto, que apostaron por la necesidad de desarrollar nuestra idea de negocio en la ciudad de Jaén.

 

¿Cómo y cuándo nace la empresa?

Tierras Vivas. Alimentos que emocionan nace en noviembre de 2012. La idea de negocio surge a raíz de contactos personales con pequeños productores con explotaciones de tipo tradicional en espacios naturales de la provincia de Jaén y la constatación de la falta de estructuras eficientes de comercialización que aprovechen, creando valor a partir de ellas, las particularidades de estos sistemas productivos.

Mi principal motivación fue el convencimiento de que estas estructuras pueden surgir como iniciativas privadas de tipo empresarial y no exclusivamente alentadas desde el ámbito público o de las ONG, una circunstancia muy habitual en el sector ecológico (grupos de consumo, asociaciones de productores y consumidores, etc). Si los productores desarrollan su actividad como empresas, ¿por qué no hacer lo mismo con la distribución también a nivel local? Profesionales que producen y profesionales que venden, ambos, con los mismos retos, problemas y preocupaciones.

 

¿Cuáles son los logros obtenidos hasta ahora en tu trayectoria al frente de la empresa?

El propio hecho de haber superado con éxito el primer año de vida en una provincia como Jaén, todavía muy ligada al mundo agrario y, por tanto, menos permeable a las nuevas tendencias de consumo, es en sí un logro destacable. Pese al creciente número de productores ecológicos en la provincia (aceite, lácteos, carnes, huevos, conservas...) Jaén era, hasta la fecha, la única capital andaluza que no contaba con ningún establecimiento especializado en alimentación ecológica. Nuestras cifras de negocio, aunque modestas, señalan, no obstante, que hemos logrado abrir un mercado latente que permanecía oculto, dada la dificultad de acceso de los consumidores al producto ecológico local.

Actualmente trabajamos en red con otros puntos de venta -también de nueva creación- en la provincia, con el objetivo de centralizar la demanda y facilitar la distribución, así como con otras entidades con actividades relacionadas como centros de educación ambiental, Aula Verde de la Universidad de Jaén, asociaciones de desarrollo rural o ayuntamientos. Creemos que Tierras Vivas empieza a consolidarse como un espacio de encuentro entre consumidores y productores preocupados no sólo por su salud, sino también por la de su entorno y cada vez más conscientes de su papel activo como agentes de cambio. En 2012, el proyecto fue galardonado con una mención especial del premio “Emprende e Innova en Desarrollo Sostenible” de la Excma. Diputación Provincial de Jaén.

 

 

¿Cuál es vuestro mayor impacto ambiental?

En Tierras Vivas tratamos de minimizar nuestra huella ecológica optimizando todo lo posible el transporte, instalando sistemas de control de gasto energético y apostando por formatos a granel (hemos recuperado la huevera, la frasca de vino y la bolsa del pan), así como por envases y bolsas reciclables y/o biodegradables/compostables.

 

¿Cuál es el perfil del cliente de Tierras Vivas?

Según diversos barómetros de consumo, el perfil del consumidor ecológico español es el de una mujer (60%) de estatus alto y franja de edad comprendida entre los 31 y los 50 años. El estudio “Caracterización tipología y perfil sociodemográfico del consumidor de alimentos ecológicos en España” (MARM, 2011), añade, además, que el consumidor ecológico suele habitar hogares de cuatro miembros con hijos menores de doce años, segmentados en cuatro grandes grupos: “convencidos”, “desimplicados”, que consumen por un efecto de moda, “ecologistas”, con gran sensibilidad ambiental, y los “preocupados por la salud”, mayoritariamente mujeres. En general, se inician en el consumo ecológico a través de frutas y verduras, prefieren comprar productos de proximidad, están muy atentos a las etiquetas y no buscan marcas concretas.

Hemos podido comprobar que esta radiografía del consumidor tipo de alimentos ecológicos se cumple en un alto porcentaje, si bien nos alegra de manera especial ver que entre nuestros clientes hay cada vez más amas de casa de edad más avanzada y perfil socioeconómico medio que optan por introducir productos ecológicos en su cesta de la compra, no tanto por una cuestión ambiental o de salud, sino al reconocer sabores, formas, olores y colores de antaño, en definitiva una mayor calidad. Otro perfil muy habitual es de parejas jóvenes con hijos pequeños.

 

¿Qué necesitarías para que el proyecto sea un completo éxito?

Principalmente, más recursos y más horas cada día. Estamos satisfechos con la marcha del proyecto y somos optimistas en cuanto a su capacidad de desarrollo, si bien actualmente analizamos como enfrentarnos a los retos que nos plantea nuestra “crisis de crecimiento”.

 

¿Qué oportunidades presenta para un emprendedor el sector de la producción ecológica de alimentos?

Pese a la crisis, el sector de la alimentación ecológica es un sector en expansión que sigue generando empleo. Además, se está viendo una clara tendencia de jóvenes que quieren instalarse en el campo o desarrollar actividades vinculadas al mundo rural. En mi opinión, el reto está en la profesionalización y en ser capaces de conciliar el saber hacer de los productores tradicionales con la nueva visión que podemos aportar los recién llegados.

 

¿El trabajo en red es imprescindible para establecer alianzas empresariales?

Absolutamente. En Tierras Vivas creemos firmemente en los beneficios mutuos que aportan las sinergias entre empresas. Y, de hecho, este principio es el que sustenta buena parte de nuestra idea de negocio.

Echar a andar y gestionar una nueva actividad no es fácil y aunque son muchos los recursos públicos a disposición de los emprendedores (nosotros, por ejemplo, contamos con asesoramiento del Instituto Municipal de Empleo del Ayuntamiento de Jaén, la Cámara de Comercio, la Fundación Andalucía Emprende, el Proyecto Ecoinspira2 del Comité Andaluz de Agricultura Ecológica, el Programa Emprendeverde y actualmente un programa de mentorización por parte de empresarias veteranas), por propia experiencia sabemos que no es suficiente.

Por eso, y porque hoy Tierras Vivas es una realidad porque hubo quien creyó en nosotros, siempre estamos abiertos a todo tipo de colaboraciones e intercambios y, en la medida de nuestras posibilidades, a participar incluso activamente en proyectos que puedan complementarnos.

 

¿Qué consejos darías a un emprendedor que comienza?

El emprendedor tiene que hacer malabarismos para conciliar optimismo y precaución en cada una de sus decisiones. Pese a ser un camino mucho más duro de lo que uno a priori se imagina, emprender con un proyecto en el que crees es apasionante y la mayoría de los días gratificante.

Mi principal consejo es que no escatimen esfuerzos y ni tiempo en la preparación de su plan de negocio ya que, más allá de que pueda abrir puertas para una posible financiación o para no saltar sin red, en la vorágine del día a día será la única guía que tengan cuando sus previsiones no se cumplan. Porque nunca se cumplen. O al menos, nunca exactamente tal y como uno lo pensó. Y aunque es muy difícil, tratar de buscar siempre el tiempo para pararse a evaluar, analizar y reconducir, hay que recordar de vez en cuando por qué llegaste aquí y dónde vas.

 

 Perfil de Tierras Vivas en la Red emprendeverde

¿Te ha gustado?, compártelo