Otras entrevistas
Noticias
8 años impulsando el emprendimiento verde desde la ReV
Desde su puesta en marcha el 11 de abril de 2011,...
Últimos días para presentar tu proyecto al Programa empleaverde
El 30 de abril finaliza el plazo  para que...
10 ideas de negocio basadas en una gestión del agua eficaz
Celebramos el Día Mundial del Agua...
Inicio > Experiencias de éxito > Ekomodo, productos de ecodiseño a partir de plástico reciclado

Ekomodo, productos de ecodiseño a partir de plástico reciclado

01 de Febrero de 2019

, , , , , ,

 

La creación de productos reciclados a partir de botellas de plástico orientados  al mercado de consumo es la razón de ser de ekomodo, una marca que forma parte de Eko-REC, empresa industrial de Gipuzkoa referente en economía circular. Así, el proyecto nació cuando un grupo de jóvenes emprendedores se dio cuenta de que “si bien los productos reciclados y elaborados de manera sostenible, como los que se creaban en Eko-REC, son de muy buena calidad y están muy bien vistos en la industria, no sucede lo mismo en el mercado de consumo, donde los productos reutilizados o reciclados son habitualmente percibidos como algo inferiores”, comenta Adriana Uribesalgo, unas de sus fundadoras.

En su primer año de andadura han facturado unos 100.000 euros, vendiendo sus productos online y en tiendas multimarca. Una gama que incluye “varios accesorios como fundas de ordenador portátil, de tabletas o carpetas porta documentos, si bien también elaboramos productos específicos y personalizados para empresas o para eventos, los cuales constituyen más de la mitad de nuestros clientes”, puntualiza Adriana.

Como sello de identidad de la marca esta emprendedora destaca “el diseño, la sostenibilidad, generando un impacto medioambiental y social positivo al dar empleo a personas en riesgo de exclusión social, y la innovación”.

 

¿Qué es ekomodo?


Una marca que forma parte de Eko-REC, una empresa industrial de Gipuzkoa que es referente en economía circular, al ser la única empresa de Europa que recicla plástico PET (5 millones de botellas al día) y, en las mismas instalaciones, transforma el material resultante en dos nuevos productos industriales: por un lado, lámina de PET reciclada y reciclable, para el sector del envase y el packaging de alimentación, y, por otro lado, fibra de poliéster, también reciclada y reciclable, para el sector textil (automoción, moda, moqueta ferial…). Es, por tanto, la primera marca del grupo Eko-REC que con productos reciclados a partir de botellas de plástico se orienta al mercado de consumo, es decir, directamente al cliente final.

 


¿Cómo nació el proyecto?


El proyecto ekomodo nace a principios del año 2018, cuando desde el equipo de innovación de Eko-REC, un grupo de jóvenes emprendedores nos dimos cuenta de que, si bien los productos reciclados y elaborados de manera sostenible, como los que se creaban en Eko-REC, eran (y son) de muy buena calidad y estaban muy bien vistos en la industria, lo cierto es que no sucede lo mismo en el mercado de consumo, donde los productos reutilizados o reciclados son habitualmente percibidos como de inferior calidad, más feos y menos deseables que los que no lo están.

Entendimos entonces que teníamos que ponernos manos a la obra y crear una serie de productos que, además de contribuir a hacer del mundo un lugar mejor, demostraran que los productos elaborados de manera sostenible podían ser mejores, más bonitos y más deseables que los que no lo están.


¿Cuál es la filosofía de la iniciativa?


La base de nuestra filosofía es que creemos en un mundo mejor. Más que la esperanza o la mera voluntad, tenemos la convicción de que un mundo mejor es posible, y, al mismo tiempo, somos conscientes de que nada cambia a nivel colectivo o global si nosotros no cambiamos. Los grandes cambios colectivos comienzan a nivel individual, con nuestro ejemplo en las decisiones que tomamos cada día, con pequeños gestos, como cuando compramos de manera responsable o cuando recomendamos marcas sostenibles.

Creemos que no podemos quedarnos parados esperando a que las cosas mejoren por arte de magia. Nosotros debemos ser quienes las mejoremos. Algunos nos llamarán locos por pensar que podemos lograrlo, pero lo cierto es que solamente aquellos que están lo suficientemente locos como para pensar que pueden cambiar el mundo son los que lo cambian. Esto es cosa de todos. Por eso en ekomodo invitamos a que, juntos, creemos un mundo mejor. Esa es nuestra filosofía.


¿Qué productos ofrecéis?   

       
Siempre decimos que en ekomodo elaboramos productos de diseño y de calidad que la gente pueda usar en su día a día y que contribuyen a hacer del mundo un lugar mejor. A día de hoy, nuestra gama de productos incluye varios accesorios como fundas de ordenador portátil, de tabletas o carpetas porta documentos, si bien también elaboramos productos específicos y personalizados para empresas o para eventos, los cuales constituyen más de la mitad de nuestros clientes (en términos de facturación). Por ejemplo, hemos fabricado posavasos, llaveros, alfombras, tarjetas de habitaciones para hoteles, tapetes… Todo ello personalizado para la empresa que nos lo pidiera, ofreciéndoles siempre productos de calidad y ayudándoles a proyectar su compromiso con el cuidado del medio ambiente y la lucha contra el cambio climático.

 


¿Qué valores son el sello de identidad de los productos EKOMODO?


Nuestros valores como marca, los cuales constituyen la brújula que nos guía, son la cercanía, el dinamismo, la pasión y el compromiso.

 

La seña de identidad de nuestros productos, por otro lado, son las siguientes:

 

  1. El diseño: nuestros productos tienen un diseño minimalista y estéticamente agradable. Cuidamos cada detalle y los productos son resistentes y duraderos.
  2. La sostenibilidad: generamos un impacto social y medioambiental positivo. Impacto social, porque creamos empleo local y trabajamos con talleres que emplean a personas en riesgo de exclusión. E impacto medioambiental, porque nuestra producción es local, partimos del ecodiseño de nuestros productos, utilizamos materiales reutilizados o reciclados y todos nuestros productos son reciclables (por nosotros mismos, además, en la planta de reciclaje de Eko-REC).
  3. La innovación: nos basamos en un modelo industrial único en Europa (el de Eko-REC), el cual nos permite controlar todas las fases del ciclo de vida del producto, desde su concepción “de residuo a recurso”, hasta su reciclado final.
 


Háblanos del equipo de EKOMODO, los ekomoders.


Si bien en el grupo Eko-REC somos alrededor de 115 personas, en ekomodo trabajamos tres personas a pleno rendimiento (aunque también hemos contado con universitarios en prácticas). El equipo ekomoder está compuesto por personas muy complementarias. Si bien antes comentaba que los productos ekomodo se caracterizan por el diseño, la innovación y la sostenibilidad, cada miembro de ekomodo representa, de alguna manera, uno de estos valores. Sin ir más lejos, yo misma represento la sostenibilidad, por mi trayectoria académica y profesional como emprendedora, mi pasión por la naturaleza y mi compromiso por crear proyectos que contribuyan a crear un mundo mejor.


¿Qué supone adquirir uno de vuestros productos?


Desde el punto de vista de la persona o empresa, el cliente, cuando adquieres un ekomodo has de tener en cuenta que:

  1. No lo compras, lo adoptas: como están basados en los principios del ecodiseño y la economía circular, los productos ekomodo están pensados para que duren lo máximo posible y para que cuando ya no se puedan reutilizar, se reciclen, creando así un ciclo sin fin. Es más, nosotros nos encargamos de reciclarlos ¡y darte un descuento para la siguiente adquisición!
  2. Tienes algo único: cada ekomodo es diferente. Ya sea en el acabado del material reciclado, en la textura, la confección o incluso en la personalización que podemos hacer, no hay dos productos ekomodo iguales.
  3. Plantas tu semilla por un mundo mejor: cada vez que adoptas un ekomodo estás apoyando una manera responsable y sostenible de hacer las cosas. Haces que diferentes residuos no terminen en la tierra o el mar y no contaminen el aire. Ayudas a crear empleo local, con personas en riesgo de exclusión, y contribuyes a que haya cada vez más empresas y marcas que estén comprometidas por mejorar el entorno. Gracias a ello, aportas tu granito de arena para hacer que el mundo sea un lugar mejor. Es por ello que en ekomodo trabajamos para que, gracias a ti, juntos, creemos un mundo mejor.


¿Crees que la demanda de productos sostenibles por parte de los consumidores seguirá aumentado?


No tengo ninguna duda de que sí. Leí hace poco que 8 de cada 10 ciudadanos desearía comprar en función de otros valores, más allá de una buena calidad o un buen precio. Esos valores son la honestidad, la confianza, la coherencia o la transparencia. Ante todo, creo que la gente quiere expresar su identidad a partir de, además de cómo viste y qué tipo de música escucha, el tipo de marcas y productos que compra. La gente en general, y las nuevas generaciones en particular, reconocen que con su consumo eligen el mundo en que quieren vivir, quieren apoyar las causas que consideran justas y, sobre todo, desean sentirse parte de algo más grande que ellos mismos. Por eso creo que, aunque queda mucho camino por recorrer, la sostenibilidad ha llegado para quedarse.

 

 

¿Qué dificultades te has encontrado en tu camino como emprendedora con este proyecto?


Cuando hablamos de emprender, cada día encontramos diferentes obstáculos en el camino. Más que dificultades, yo prefiero llamarlos retos. Aunque es duro, el hecho de ir superándolos es lo que nos hace cada vez más fuertes. Quizá el reto más complicado al que me tengo que enfrentar cada día es el de poner foco y priorizar. Tenemos una visión de futuro clara, pero cada día van surgiendo imprevistos (positivos y negativos) que desestabilizan el rumbo de nuestro barco. Es por eso que tenemos la mirada puesta en el horizonte y, aunque sabemos hacia dónde vamos, sabemos que hay muchos caminos diferentes para llegar. Es complicado, porque todo camino es un misterio, pero es a la vez apasionante. Nos genera dolores de cabeza y noches sin dormir, pero lo que nos llevamos después (un cliente satisfecho, un grupo de personas más concienciado, una oportunidad de colaboración, etc.) merece la pena.

 

¿Cuáles son las ventajas de poner en marcha tu propia iniciativa de emprendimiento?


En primer lugar, la libertad de crear y de construir una marca a medida de lo que a mí me gusta y, sobre todo, a medida de lo que la gente quiere. En segundo lugar, la sensación de responsabilidad y empoderamiento que siento cada vez que me doy cuenta de que una pequeña decisión que pueda tomar tendrá repercusión en el impacto social o medioambiental que aportamos desde la marca. Por último, todo el conocimiento, experiencia y habilidades que voy adquiriendo a medida que vamos probando, experimentando y creando nuevas propuestas de valor y, sobre todo, todo lo que voy aprendiendo de las personas con las que me voy juntando por el camino, a muchas de las cuales admiro. Me quedo con eso.

 


¿Recomendarías a otro emprendedor lanzarse y poner en marcha su iniciativa?


Depende. En principio, te diría que sí, pero para emprender hay que estar también preparado. No tanto a nivel técnico o de aptitud, que también, sino más bien a nivel de actitud. Hay que ser trabajador, disciplinado y perseverante. Hay que estar dispuesto a darlo todo y entregarse en cuerpo y alma, incluso aunque a veces pueda parecer que todo a tu alrededor se desmorona. Por eso hay que tener una gran motivación, que no es otra cosa que tener un motivo poderoso para hacer lo que haces: tener un porqué. El mío es crear proyectos y empresas que, de alguna manera, mejoren el mundo. Sé que eso no es fácil, pero también sé que haré todo lo que esté en mi mano para conseguirlo.

 

Perfil de Ekomodo en la Red Emprendeverde

¿Te ha gustado?, compártelo