Inicio > Grupos
Foro del grupo > ¿Son compatibles el turismo y el desarrollo sostenible?

¿Son compatibles el turismo y el desarrollo sostenible?

eco-union
hace 2797 días

A pesar de la "imagen peyorativa" que se tiene en algunos círculos de la actividad turística y de su impacto sobre el medio ambiente,fue en zonas turísticas donde se realizaron los primeros planes de depuración de aguas residuales en España. ¿Creéis que es posible un turismo sostenible?

Marco Aurelio
hace 2797 días

Es posible y necesario, máxime cuando el producto es el conocimiento y disfrute de la naturaleza. Lo importante no es lo que se haga, sino cómo se hace. Si en la realización de un proyecto hay un buen estudio paralelo de impacto ambiental, con ello se garantiza la preservación.

Desde mi punto de vista, la actitud acertada es realizar una buena gestión, aportar soluciones, no imponer restricciones. La naturaleza es para amarla y respetarla, no se puede amar aquello que se desconoce.

Aprovecho para proponer el uso de autobuses electricos para las visitas guiadas en los parques nacionales como norma general. Disminuiria ligeramente la contaminación y ruidos; pero lo más importante, serviría de ejemplo de automoción para muchos visitantes.

Estefania
hace 2794 días

Es imprescindible planificar bajo criterios de sostenibilidad cualquier actividad econòmica, pero aún lo es más cuando se habla de turismo. Los recursos medioambientales son básicos para sustentar la misma actividad turística, tanto para acoger de manera satisfactoria a los visitantes, como para cubrir sus expectativas de viaje. Cada vez son más los elementos naturales que se situan como recursos turísticos principales. Así, una gestión turística sostenible que respete e incluso revalorice el medioambiente, revertirá de manera beneficiosa en la actividad turística, además de en el entorno. Incluso una activitat turística sostenible y bien planificada se convierte en una oportunidad para el desarrollo y dinaminación de zonas rurales.

Aunque no creo que esto sea válido para todos los casos. Por ejemplo, en los proyectos de turismo comunitario se da un alto índice de fracaso a pesar de los esfuerzos en llevar a cabo una buena gestión donde la sostenibilidad es el eje básico. Lo cual no puede evitar los efectos negativos (en ocasiones graves) de abandonar las actividades agroganaderas tradicionales de subsistencia o del incremento de presión humana sobre zonas ecológicamente frágiles.

Todo tiene su cara y su cruz.

Pablo
hace 2765 días

Estoy de acuerdo con los comentarios de Marco y Estefanía.

En mi opinión, la pregunta no es si ¿es compatible el turismo y el desarrollo sostenible?, sino ¿cómo y qué turismo practicar para que fomente un desarrollo sostenible?

 

 

Eugenio
hace 2765 días

El turismo puede ser compatible con el desarrollo sostenible, como casi cualquier actividad. Para ello hay que plantearse desde el principio, qué queremos hacer y como lo vamos a hacer. En casi todos los casos, el principal problema que hace que una actividad tuirística no sea sostenible es la masificación y ese es el principal punto a resolver, ya que si lo que se pretende es ganar mucho dinero, cuantos más turistas mejor, pero casi siempre eso es la mejor forma de cargarse al turismo, es como matar a la gallina de los huevos de oro. El mejor ejemplo y que yo más cercano tengo es el de el Mar Menor, en Murcia. El exceso de población, sobre todo en época estival está haciendo mucho daño al principal atractivo turístico que es la propia laguna del Mar Menor.

Hay que planificar bien antes de actuar y poner la conservación del medio ambiente antes del beneficio económico desorbitado a toda costa.

Marga
hace 2764 días

Buenos días,

Estoy con Estefanía. Creo que sí es posible, además de muy necesaria una gestión del turismo sostenible. Con una buena planificación y organización de las posibles actividades a desarrollar, se puede conseguir compatibilizar turismo y sostenibilidad, además que creo que es una mejora añadida, ya que si además de ir de vacaciones, puedes contribuir a la conservación y mantenimiento de la zona, puede ser un elemento favorable a la hora de elegir las vacaciones.

También estoy con Eugenio. A veces, los responsables "turísticos", generalmente los políticos, se preocupan más de la cantidad de turistas que de la calidad de estos, soy de Ibiza y es otro claro ejemplo de la mala gestión turística. Y es una pena... en lugar de fomentar los pequeños tesoros que tenemos... hacen que poco a poco estos vayan desapareciendo.

Carlos
hace 2764 días

Quería aprovechar este foro para apuntar que la sostenibilidad es un circulo virtuoso que debe contemplarse en su totalidad. El desarrollo sostenible debe incluir objetivos que puedan ser alcanzados de forma plausible y no es, en sí, un objetivo, sino una tendencia o proceso continuado que resulta de una forma de plantearse una idea empresarial o profesional.

Mantener en buen estado de conservacion los recursos naturales y el territorio es pilar fundamental para el desarrollo (turístico) sostenible. Pero también lo es asegurar una distribución equitativa de la renta y el acceso a los recursos y apoyar la equidad social y la cultura local. Esto implica que en el desarrollo de iniciativas empresariales enfocadas sobre la actividad turística se debe idóneamente considerar un enfoque sistémico que incluya el sistema natural, pero también el social-cultural y el económico-financiero. Esto es necesario porque, a modo de ejemplo, la mayor concienciación y sensibilidad sobre la necesidad de conservar el medioambiente favorece la participación activa de la comunidad local y el éxito de empresas sostenibles. También, mejorar las posibilidades y perspectivas de participación favorece la emprendeduría.

El turismo no solo puede ser compatible con el desarrollo sostenible, sino que, tal como ha sido reconocido desde foros internacionales, puede adoptar un importante rol para liderar el desarrollo sostenible de un destino o región. Soy de los que opinan que las operaciones de turismo a gran escala no imposibilitan en absoluto trabajar y desarrollar negocios de acuerdo los principios de sostenibilidad y responsabilidad, aunque pueden añadir complejidad y dificultad para avanzar en estos términos.

Ciertamente, parece que en turismo, como en muchas otras facetas de la actividad humana, solamente cuando se acerca un "punto de no retorno" aparece una definitiva reacción en sentido contrario.  Actuar de acuerdo a los principios de sostenibilidad provoca una minimización de costes económicos y sociales y, con ello, se mejora la capacidad de reacción y de puesta en marcha de políticas y empresas sostenibles, lo que revierte en una mayor eficacia en la gestión y aplicación de los recursos naturales en las empresas y en la política local-regional y en la la mejora de las condiciones naturales del entorno y la bidiversidad local. Ahí entra en juego el papel que desempeña, por un lado, la componente educativa y de divulgación de los principios de responsabilidad y sostenibilidad, también como parte importante para el éxito del negocio turístico. Por otro, la búsqueda de productos diferenciadores (por ejemplo, a través del abordaje de segmentos de alto poder adquisitivo con oferta de calidad o mediante una especialización de negocio que compatibilice usos tradicionales y usos turísticos) que aseguren la viabilidad económica a largo plazo.

La dificultad y el reto de trabajar (desarrollar) de acuerdo a los principios de sostenibilidad radica en que se requiere un enfoque holístico y en que los plazos son largos.

 

BEGOÑA
hace 2761 días

En mi opinión, turismo y desarrollo sostenible es algo demasiado amplio. Podríamos concretar hacia dónde dirigimos la reflexión pues turismo en general genera deterioro medioambiental y socio-cultural. Creo que aunque las pequeñas iniciativas personales son las que pueden frenar los efectos negativos si no existen políticas firmes sobre protección y conservación a todos los niveles la sostenibilidad va a estar en peligro. Ejemplo, el de Costa Rica como paraíso del ecoturismo con explotación urbanística en la Costa del Pacífico, caso típico de turismo de sol y playa a pesar de las políticas nacionales.

Carlos
hace 2741 días

En efecto, turismo es un concepto amplio y es precisamente ahí donde radica su potencial y riqueza: en su multidimensionalidad y transversalidad, pues afecta a mucho y a muchos. Conozco el caso de Costa Rica de primera mano y, sin querer obiviar los abusos que el turismo predador ha cometido en ese pais, creo que debe resaltarse la importancia, el éxito y el gran impacto positivo para el desarrollo local que han tenido y tienen diversas iniciativas fundamentadas en la sosteniblidad turistica (por ejemplo, el impulso dado con la creación de cooperativas de turismo rural comunitario como COOPRENA o ACTUAR). Además, creo necesario destacar el reconocimiento y prestigio entre los costarricenses de tales iniciativas.

Con esto quiero resaltar el importante rol que , aun cuando no representen ideas y formas de hacer turismo por todos compartidos, lógicamente,tales iniciativas de desarrollo turístico juegan en la constucción del devenir económico y el sentir social y en el juego de poderes políticos que afectan al turismo.

El hecho que un pais proyecte una marcada imagen como destino de turismo sostenible no es óbice para que en él puedan existir políticas turísticas que "trabajen en sentido diverso o contrario". No creo que esto sea algo que nos deba sorprender en el mundo actual, pero sí que debemos centrarnos en conocer y dar a conocer, impulsar, apoyar y defender casos concretos representativos de las formas de hacer turismo (sostenible) que verdaderamente nos interesan. Es con este compromiso con el que comienza nuestro apoyo para compatibilizar - como viajero, empresario turístico o meramente como interesado en el tema - el desarrollo sostenible con el turismo.

lloren
hace 2740 días

La pregunta es interesante pero yo parto de la premisa de que para muchas regiones -sino para todas- no se puede considerar el hecho de renunciar al turismo. Si nos acordamos de la famosa pirámide de Maslow y su jerarquía de necesidades, lo primero es comer.

Partiendo de aquí, yo pienso que hay que decir sí al turismo; de lo que se trata es de intentar que ese turismo tenga el mínimo impacto ambiental allí donde se desarrolla, porque es obvio que algún impacto va a tener. También es importante saber cuantificar cual es el número de turistas que deberían llegar a un destino y su distribución durante el año para que el impacto no sea excesivo.

Se trata de planificar al máximo la actividad turística para tratar sus residuos, minimizar sus consumos y corregir en la medida de lo posible algunos "males" que son inevitables que ocurran.

Nofre
hace 2708 días

Hola.. me cuesta cada vez más oir el concepto "desarrollo sostenible" aunque entiendo que tendría que ser el primer paso hacía la sostenibilidad. Soy de la opinión que la compatibilidad entre turismo y desarrollo sostenible se tendría que estudiar caso por caso. No es lo mismo un turismo rural "sostenible" en Mallorca que un turismo rural "sostenible" en un pueblo de Teruel a punto de desaparecer por la despoblación. En el caso de Mallorca estaríamos hablando de un complemento turístico: aumentar la oferta turística ofreciendo opciones más verdes, más rurales. En el caso de Teruel, un turismo "sostenible" sería posiblemente la única salvación para sus habitantes dentro del modelo económico actual.. 

En mi opinión es muy difícil calificar un turismo de sotenible por sus repercusiones directas e indirectas. Creo, no obtante, en un turismo responsable, consciente y transformador.El turismo es una forma de consumo.

Salut

 

Nofre

Gloria
hace 2704 días

Creo que sí que es posible pero no fácil.

Una alternativa es el turismo solidario, viajes que pretenden concienciar sobre el impacto ambiental del turismo. Uno de los problemas es que se está mercantilizando el concepto pasando a ser cada vez más un nicho de mercado en el que prima lo mercantil frente a lo ambiental.

Elisabet
hace 2699 días

Por supuesto que es posible. El Turismo es muy imporante en el medio natural y social.

CARMEN
hace 2693 días

Hola a tod@s,

Comparto las opiniones de la mayoría de compañeros. También creo, como casi todos, que turismo y sostenibilidad son compatibles, siempre y cuando la planificación sea adecuada.

Desde mi punto de vista, para que una planificación turística a gran escala basada en los principios del turismo sostenible tenga éxito, es fundamental transmitir los valores del entorno a la población local y empoderarla para que sea protagonista de las iniciativas (como apunta Carlos con el ejemplo de Costa Rica). Sólo en ese caso serán los primeros interesados en preservar los valores que sustentan la iniciativa y la mostrarán orgullosos a los demás.

Un aspecto particularmente interesante y que comentaba Marco Aurelio es el hecho de dar ejemplo. El turismo sostenible tiene el potencial no sólo de disminuir los impactos en el entorno, repartir mejor la riqueza y revalorizar el patrimonio natural y cultural, sino que bien gestionado puede servir además para dar ejemplo a los turistas y por tanto para sensibilizar sobre la necesidad de cambiar nuestros hábitos cotidianos hacia una mayor eco-responsabilidad.

También me gusta la sugerencia de cambio de concepto, de turismo sostenible a turismo responsable, consciente y transformador que apunta Nofre.

Saludos,

Sheila
hace 2693 días

Hola a todos,

Coincido con todos en que con la planificación adecuada se puede conseguir. Todo depende del tipo de turismo que se quiera desarrollar. Un ejemplo de ello es el turismo asociado a espacios naturales protegidos;  un turismo de calidad, más exclusivo donde la oferta no es elevada pero sí proporciona ingresos a la zona y además los visitantes suelen estar más implicados con la preservación del medio. Un instrumento útil para ello es la Carta Europea de Turismo Sostenible. 

Un saludo.

CARMEN
hace 2692 días

Hola de nuevo,

La Carta Europea de Turismo Sostenible (CETS) es, efectivamente, una buena herramienta de gestión del turismo sostenible, o más bien una garantía para los consumidores y un sello de calidad para los establecimientos que les permite distinguirse de los demás. En mi opinión se queda un poco corta en cuanto a las exigencias para otorgar la distinción, pero sin lugar a dudas es un primer paso. Un problema añadido es la aplicación, pues un producto o servicio no puede solicitar por sí mismo la adhesión a la CETS, sino que primero debe estar acreditado el espacio. Esto nos lleva a las habituales diferencias entre provincias y entre CCAA, donde en igualdad de condiciones e incluso con un mayor compromiso ambiental, las empresas localizadas en ENP no acreditados no podrán solicitar la adhesión. En mi opinión, independientemente de la gestión del ENP, se debería tener en cuenta los esfuerzos del emprendedor verde o de la empresa que adopta medidas para "enverdecer" su actividad turística. Evidentemente, lo ideal sería que a nivel político hubiese una preocupación e interés mayor en aplicar este tipo de herramientas, pero la realidad es otra y pagan las consecuencias siempre los mismos.

Saludos,

CARMEN
hace 2692 días

Buenas,

Quería compartir con vosotros unas iniciativas que he descubierto gracias al curso de Emprendimiento verde en turismo rural. Me han parecido realmente interesantes:

Eceat: www.eceat.org

Fundación Ecoagroturismo: www.ecotur.es

Proyecto Ceres (derivado del anterior): www.ceres-ecotur.es

Saludos