Noticias
Otras entrevistas
Inicio > Noticias > La sostenibilidad en moda, un nicho abierto a la innovación

La sostenibilidad en moda, un nicho abierto a la innovación

admin

03/06/2019

, , , , , ,



La necesidad de contar con nuevos materiales sostenibles y nuevos modos de consumo que, además de respetuosos con el medio ambiente, sean más accesibles económicamente ha abierto un nicho en el que la imaginación es la protagonista. Desde plataformas de consumo colaborativo a investigación en nuevos materiales, innovaciones que vengan las necesidades de este nuevo mercado.

 

La moda sostenible está invitando a pensar, no tanto en productos, sino en otros aspectos de la cadena de suministros que suponen un abanico de posibilidades a la hora de emprender. Estos emprendimientos aportan valor social y medioambiental desde los orígenes y vienen a cubrir unas necesidades en este sector.

 

Uno de ellos es el proyecto OCCMarket, de la mano de Organic Cotton Colors focalizado en la compra de tejidos a un precio más asequible para todos gracias a una plataforma colaborativa. “Es una plataforma digital que actúa como punto de encuentro para diseñadores independientes o marcas que busquen tejidos orgánicos sin cantidades mínimas”, nos explica Santi Mallorquí, fundador de Organic Cotton Colors.

 

Su uso es sencillo, “a través de un registro gratuito, se proponen tejidos que no están aún producidos aunque la idea una vez vayamos ganando en número de usuarios será reproducir en las propuestas los deseos que sus usuarios han guardado en su perfil”, añade Mallorquí. A modo similar del crowd funding hay un número mínimo de metros a producir y un tiempo límite por propuesta, gracias a este sistema “siempre supondrá un precio más competitivo que si tuviéramos dicho tejido en stock”, comenta.

 

 

Organic Cotton Colors es una empresa especializada en la transformación del algodón orgánico desde hace 25 años. Solo trabajan con esa fibra y con colores naturales que nacen desde la semilla “sin ingeniería genética, tal y como sucedía hace 5000 años el algodón nacida de manera silvestre en distintas tonalidades”, nos cuenta Santi. Cuentan con su propio cultivo en Brasil a través de 200 agricultores familiares, propietarios de la tierra que cultivan de forma biodinámica. “Ellos son la base de nuestro proyecto OCCGuarantee, nosotros nos comprometemos a comprar todo el algodón que sean capaces de producir”.

 

INVESTIGACIÓN EN MATERIALES

Otro nicho de emprendimiento es la innovación en la búsqueda de nuevos materiales. En los últimos años ha comenzado un revolución de la mano de la innovación tecnológica y científica, que progresivamente ha empezado a generar frutos, produciendo así nuevos tejidos sostenibles.

 

 

 

La firma italiana Salvatore Ferragamo se alió con la empresa Orange Fiber para crear una colección hecha a base de cáscaras de naranja. Mientras que en materiales, una de las grandes apuestas es el econyl, confeccionado a partir de residuos de nylon.

 

 

 

 

También existen apuestas tan originales como el Piñatex, un cuero vegetal hecho de los residuos de las hojas de piña que se producen en el proceso de cosecha. Este tejido fue ideado por Carmen Hijosa, que previamente trabajó como consultora en la industria del cuero en Filipinas y se dio cuenta de las condiciones de trabajo y de la contaminación que producía este material. Actualmente está en desarrollo en el Royal College of Art de Londres. Este material de fibra de piña ofrece una alternativa ecológica, sostenible y real al cuero animal.

 

 

La empresa alemana ZVNDER (pronunciada 'tsoonder') se ha especializado en la producción de accesorios como carteras, bolsos pequeños, gorras y correas de reloj hechas de yesca fungosa “cuero”.  Este hongo vive en árboles muertos o débiles, a menudo durante años. El cuero de hongos es orgánico, libre de gluten y productos químicos y además tiene una superficie de mármol aterciopelada. Visualmente similar al cuero animal pero es un producto vegano con propiedades altamente absorbentes, antibacterianas y antisépticas. La gran cantidad de aire le da al cuero de seta su ligereza y al mismo tiempo, tiene un efecto aislante.

 

Actualmente, 13.000.000 toneladas de plástico se filtran en el océano cada año, lo que provoca, entre otros daños, la muerte de 100.000 especies marinas cada año. En este sentido, queremos destacar que muchas emprendedoras y emprendedores conscientes del gran impacto que generan los plásticos que acaban en los océanos han asumido el reto de buscar soluciones innovadoras y poner en marcha iniciativas de moda sostenible dentro y fuera de nuestras fronteras, que contribuyen a reducir el plástico de los océanos. Puedes ver alguna de estas iniciativas en este especial de “40 experiencias inspiradoras por un océano sin plásticos”, que realiza cada año la Red emprendeverde.

 

¿Te ha gustado?, compártelo