Inicio > Blogs > MADERAS SIERO, primera empresa europea en certificarse en "Gestión de Huella de Carbono" con NEPCon

MADERAS SIERO, primera empresa europea en certificarse en "Gestión de Huella de Carbono" con NEPCon

13 de Diciembre del 2012 por Rubén   Comentarios (0)

, , ,

MADERAS SIERO, primera empresa europea en certificarse en "Gestión de Huella de Carbono" con NEPConMiércoles, 12 de diciembre de 2012El pasado 30 de noviembre, con la certificadora NEPCon, gracias al apoyo del Cetemas.

Maderas Siero se ha convertido en la primera empresa europea en obtener la certificación NEPCon de gestión de huella de carbono de producto.

 

Este proyecto que lleva a cabo la empresa asturiana tiene como objetivo el estudio del cálculo de la huella de carbono de un 1 m3 de madera de castaño, con el fin de disponer de un inventario de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) que permita a la empresa realizar medidas efectivas para reducir el impacto del cambio climático y detectar oportunidades de ahorro y eficiencia energética en el procesado del producto y a lo largo de toda la cadena de valor.

 

La emrpesa asturiana es consciente del deterioro de los recursos naturales, además de afectar a su propia sostenibilidad como empresa y por ello desean minimizar su huella natural, contribuyendo a mejorar el medio ambiente.

 

Los principales objetivos de la empresa para emprender este proyecto son:

 

1. Obtener datos objetivos y cuantitativos del impacto en el cambio climático de sus productos y actividades.

 

2. Poseer la información necesaria para la toma de decisiones eficientes y eficaces en la elaboración de políticas de reducción de emisiones.

 

3. Demostrar compromiso empresarial y medioambiental. Comunicar las emisiones asociadas a productos, servicios y procesos y transmitir el compromiso ambiental de la organización.

 

4. Mejorar la imagen derivada del compromiso con la sostenibilidad.

 

5. Satisfacer las necesidades de los clientes con conciencia ecológica.

 

6. Dar respuesta, con información veraz y fiable, a un creciente interés institucional y de consumidores en conocer las emisiones asociadas el consumo de productos.

 

7. Demostrar liderazgo y diferenciación respecto a la competencia.

 

8. Obtener certificación del cálculo o de la reducción de emisiones.

 

9. Cumplir con la actual legislación medioambiental y situarse en la parrilla de salida para la legislación futura.

 

El análisis de huella de carbono abarca todas las etapas del desarrollo de la actividad y da como resultado información que puede ser utilizada como indicador ambiental global de la actividad, y como punto de referencia básico, para el inicio de actuaciones para la reducción de la huella.

 

La consecución de los objetivos repercutiría en una serie de beneficios para la empresa y para el sector en general, como son:

 

-Contribuir al desarrollo del mercado de productos ecológicos, facilitando a otras empresas la huella de carbono de nuestros productos para que ellas a su vez puedan calcularlo.

 

-Valorizar la madera de castaño, al poner en relieve los beneficios del consumo de productos locales frente a maderas de importación.

 

-Incrementar la exportación de los productos, introduciendo en el mercado exterior los productos laminados estructurales en madera de castaño (en la actualidad no hay ningún fabricante en Europa certificado en esta madera).

 

El proyecto se está desarrollando con éxito, y en la Jornada «Cómo beneficia el cálculo de la huella de carbono a las empresas del sector forestal», que se celebró el pasado día 30 de noviembre en el Centro Niemeyer se hizo acto de entrega del primer certificado de Gestión de Huella de Carbono de producto por parte de NEPCon (www.nepcon.net).

 

La jornada tenía como objetivo enseñar a las empresas del sector forestal qué es la huella de carbono y los beneficios que tiene su cálculo.

 

La huella de carbono mide la intensidad de las emisiones de gases de efecto invernadero y permite conocer el origen de las mismas. Así, las empresas podrán actuar en las áreas con mayor potencial de reducción.

 

Fuente: "LA NUEVA ESPAÑA"