Otras entrevistas
Noticias

GLEN BIOTECH

Comentarios (0)

 

Berenice Güerri Agulló - CEO de Glen Biotech

"Glen Biotech, soluciones sostenibles como punto de partida"

 

¿A qué se dedica tu empresa?

Glen Biotech se dedica a crear soluciones sostenibles a problemas agrícolas. A través de herramientas biotecnológicas creamos productos de control biológico contra plagas y enfermedades. Repetimos lo que la naturaleza haría si tuviera el tiempo suficiente.

 

¿Qué cargo desempeñas en ella?

En la spin off universitaria desempeño el cargo de gerente. Pero siendo una microempresa, todos hacemos de todo, por lo que se podría englobar en ser lo que sea necesario para resolver el día a día de la mercantil.

 

 

¿Cuál es el objetivo de la empresa?

En Glen Biotech perseguimos acercar herramientas biotecnológicas al mercado, dando solución a problemas en materia agrícola.

Creemos en soluciones sostenibles, que de manera eficaz solventen problemas agrícolas. Creemos que la biotecnología puede ayudar a crear herramientas de control que den solución a diferentes plagas, sin crear nuevos problemas. Creemos que siguiendo a la naturaleza estaremos recorriendo un camino donde la eficacia no esté reñida con la sostenibilidad. Estamos convencidos que al emprender un camino que aúna ciencia y empresa, damos salida a ideas innovadoras que solucionan problemas reales. Pensamos que la ciencia ayuda a crear un mundo donde merece la pena vivir los cambios.

 

¿Cuál es el mayor impacto social y ambiental que tiene su empresa?

Estamos dando solución a una plaga con una enorme repercusión, el picudo rojo, insecto que está acabando con palmerales en todo el mundo. Nuestro producto permitirá utilizar una solución sostenible, que ayudará a la reducción del volumen de químicos utilizados hasta el momento contra este insecto.

 

¿Cómo surgió la idea de negocio? ¿Cómo fue el proceso de creación de la empresa? ¿Con qué infraestructura arrancaste la empresa?

Desde el año 2005, cuando inicié mi proyecto de tesis en torno al control biológico de plagas de interés agrícola, se ha desarrollado, a través del Laboratorio de Fitopatología de la Universidad de Alicante (FUA), una herramienta innovadora y sostenible contra el picudo rojo de las palmeras. Apoyándonos en el producto contra esta plaga, hemos fundado la Empresa de Base Tecnológica, Glen Biotech, primera spin-off de la Universidad de Alicante. Entendemos que no hay mejor forma de retornar a la sociedad el apoyo que nos ha dado a través de diferentes ayudas que han posibilitado esta investigación, que el haber encontrado una solución, lo suficientemente madura como para trasladarla a la sociedad y, con ello, solventar un problema de enorme preocupación social.

Nuestro trabajo, acorde con esa filosofía, se centra en crear soluciones, basadas en agentes de control biológico, a problemas medioambientales. El producto diseñado contra la plaga del picudo rojo, y específico contra la misma, no tóxico ni para el medio ambiente, ni para la salud humana, ha requerido de una investigación de 5 años y se ha basado en la experiencia de más de 20 años del FUA.

Partimos de poca infraestructura que apoyara el proyecto. A partir de ese punto logramos  el apoyo necesario para levantar esos sueños de sostenibilidad en el mundo agrícola.



¿Cuáles fueron tus fuentes de financiación al emprender el negocio? ¿Contaste con algún apoyo o aval? ¿Recibiste algún tipo de subvención?

 

En la actualidad se ha logrado el capital necesario para la consecución del proyecto base, el registro fitosanitario y la producción escalada del producto, a través de capital privado (Socio de CvBan) y capital público (Ministerio de Economía y Competitividad, CDTI y Genoma España, ahora fusionada con FECYT). Se ha dado a conocer el proyecto en EEUU y los países árabes. Se pretende entablar una relación estratégica con empresas que puedan completar la oferta de la empresa para su entrada en países árabes.

 

¿Cuáles son los logros obtenidos hasta ahora?

El primer punto a destacar es haber logrado que el capital privado confiara en el proyecto. Al ser los socios fundadores personas con una alta cualificación técnica, pero sin formación empresarial, el haber podido aunar ambos mundos, empresarial y científico, y llegar a una comprensión entre ambos, ha sido nuestro primer logro.

En la actualidad, se ha iniciado el registro fitosanitario del producto a nivel europeo, a base del hongo a través de un consultor inglés. A través de las charlas divulgativas, se ha entablado una estrecha relación con ayuntamientos con gran número de palmeras. Esto ha posibilitado cerrar acuerdos de colaboración con algunos de ellos para implementar asesorías técnicas. También cabe destacar que se están realizando asesorías a particulares y entidades públicas para las implantaciones de programas de manejo integrado del picudo rojo. A través de la web de la empresa y las redes sociales, se ofrece información al público general sobre el problema del picudo rojo y las soluciones que en la actualidad se pueden implantar. Creemos que dar la información y formación adecuada es el primer paso para lograr la solución a un problema, por ello se ha iniciado la campaña “Aprende con Glen”. Perseguimos, con estas actuaciones didácticas, mostrar al público que "Juntos Podemos" (este es lema de la campaña). Como decíamos en una de las charlas: "¿Conoces al picudo rojo? él conoce tu palmera, conócelo a él... Ésta es la única manera de salvaguardar nuestras plantas".



¿Qué necesitarías para que vuestro proyecto sea un completo éxito?

La culminación del proceso de registro fitosanitario del producto, proceso costoso, tanto en tiempo como en dinero. Pero en ello estamos, esperamos tener completadas todas las pruebas necesarias a mediados de 2014.

 



¿Cómo ha evolucionado con el paso del tiempo? ¿Os habéis tenido que reinventar?

Nuestra idea inicial era vivir de nuestro producto, pero el periodo necesario para el registro fitosanitario del mismo ha hecho que sea difícil poder acometer todas las inversiones y cubrir todos nuestros gastos. Por ello, se ha optado, basándonos en nuestro expertise, en ofrecer servicios de asesorías e implementar soluciones no tan sostenibles, pero llevarlas a su máximo punto de eficacia y sostenibilidad dentro de programas de manejo integrado de la plaga. Estos servicios completan nuestra cartera y ofrecen un valor añadido al cliente.



¿Qué oportunidades presenta para el emprendedor este sector de actividad?

Este sector es complejo, está copado por multinacionales con amplia trayectoria, que dificultan la entrada de nuevos competidores. Pero entendemos que tenemos una cosa que nos diferencia al resto, creemos firmemente que soluciones como la nuestra son posibles y necesarias. Necesarias si no queremos vender nuestro futuro a soluciones inciertas a problemas actuales.


¿Cuál es la situación en España de este sector?

El sector de fitosanitarios es un sector estancado, donde se vienen utilizando las mismas sustancias activas desde hace décadas. Nuestra sustancia activa se engloba dentro de los agentes de control biológico, no es un producto de síntesis química. En la actualidad, la normativa europea obliga a las implantaciones de herramientas como la nuestra, sostenibles, no dañinas para el medio ambiente y no tóxicas para humanos. La entrada de esa nueva legislación y el grado de extensión de la problemática en la actualidad hacen necesarias nuevas herramientas que posibiliten soluciones reales, sostenibles y eficaces. Nuestro producto sería la tercera sustancia activa registrada de ese tipo a nivel mundial. Daremos una solución específica y sostenible a un problema mundial.


¿Existe suficiente demanda en tu sector? ¿Quiénes son tus clientes?

Nuestros clientes son  administraciones públicas, viveristas, particulares y agricultores. En la actualidad, como hemos comentado, el picudo rojo está causando estragos allá donde va, por lo que nuevas soluciones estarían bien apreciadas.

 

¿Qué crees que puede aportar el trabajo en red a tu empresa?

Agilidad e innovación. Estos dos puntos se hacen necesarios en la situación actual, donde la rapidez de adaptación y la adaptación en sí, posibilitan la supervivencia de las empresas.

 


¿Qué consejos darías a un emprendedor que comienza?

Vive tu sueño porque no tendrás tiempo de vivir otra cosa. Transmite ese sueño individual para lograr que sea colectivo. Rodéate de gente con la que compartirías un éxito, gente que estuviera dispuesta a pasar por el camino de espinas que permite alcanzar ese sueño conjunto. Prepárate para poner tiritas en cada herida, en las propias y en la ajenas.

 

Perfil de Berenice en la Red emprendeverde

 

Glen Biotech ha sido premiada en la Primera Edición de los Premios Red emprendeverde en la Categoría 3. Empresa existente con antigüedad máxima de 5 años y presentó su proyecto en el II Foro de Inversión Verde

¿Te ha gustado?, compártelo