Otras entrevistas
Noticias
Participa en el 15º Encuentro emprendeverde #PorElClima
  El próximo viernes, 14 de...
Un taller de ecodiseño, coorganizado por la ReV en Conama 2018
  El pasado martes 27 de noviembre Conama...
Llega la V Edición de Greenweekend Madrid
Del 30 de noviembre al 2 de diciembre...

BlaBlaCar

Comentarios (0)

 

Vicent Rosso | Country manager de BlaBlaCar

 

 

 “Una red social para viajar en coche compartido”

Conectar a conductores con pasajeros para que viajen en coche compartido -el llamado ride-sharing- es posible gracias a BlaBlaCar. Una red social con un funcionamiento muy sencillo, que permite a los conductores publicar un viaje con las plazas libres de su vehículo y a los posibles viajeros contactar con ellos, en el caso de que estén interesados en el desplazamiento.

BlaBlaCar nace en España 20120 con un doble objetivo: constituir una alternativa real para viajar en coche compartido por cualquier país de Europa y llegar a ser una opción sólida frente a los medios de transporte tradicionales. Hoy cuenta con una comunidad de 3 millones de usuarios en Europa y el 85% del mercado del ride-sharing en España, según explica Vicent Rosso, country manager de la empresa para España y Portugal y quien lanzó la empresa en nuestro país. 

Entre otros valores de la empresa, Rosso destaca las ventajas que tiene en el medio ambiente el uso del coche compartido. “Desde el inicio de la actividad de la empresa, se estima que en BlaBlaCar se han ahorrado 700.000 toneladas de CO2, hasta mayo de 2013”, puntualiza.

 

¿A qué se dedica tu empresa?

BlaBlaCar es la red social de referencia en España y Europa que conecta a conductores con pasajeros para viajar en coche compartido o hacer ride-sharing. Permite a los conductores ahorrar un tercio del coste del litro de gasolina por cada pasajero y cubrir todos sus gastos variables con tres ocupantes. A los pasajeros les permite ahorrar el triple de lo que les supondría viajar solos en coche, tren o avión.

El funcionamiento es muy simple, las personas se registran de forma gratuita en www.blablacar.es, rellenan un perfil de usuario con foto, email y móvil certificados, y sus preferencias a la hora de viajar. Así pueden empezar a usar el servicio.

Por un lado, los conductores publican un viaje con las plazas libres de su coche y sus características; origen y destino, si aceptan mascotas o no, si se permite fumar, cuánto se es de hablador (bla, blabla, blablabla). Por otro, los pasajeros contactan con el conductor cuyo viaje le interese hacer por mensaje interno de la web o por teléfono.

 

¿Qué cargo desempeñas en ella?

Soy el country manager de BlaBlaCar para España y Portugal, responsable del desarrollo de la actividad de la empresa en ambos mercados.

 

¿Cuál es el objetivo de la empresa?

Ser una alternativa real para viajar por cualquier país de Europa, convirtiéndose nuestra comunidad en la más comprometida para hacer viajes en coche compartido.

El objetivo “macro” es hacer de BlaBlaCar la forma de movilidad sostenible más usada como alternativa a los medios de transporte convencionales.

 

¿Cuál es el mayor impacto social y ambiental que tiene su empresa?

Somos una empresa que promueve un uso eficiente del coche privado, haciendo posible que personas que van a un mismo destino aprovechen las plazas vacías de los coches. De esta forma se consigue una ventaja económica, al incitar al ahorro en el presupuesto familiar; una ventaja social, al mejorar y ampliar nuestro círculo de contactos con la posibilidad de hablar con personas interesantes durante el viaje y que éste empiece antes de llegar a nuestro destino, y por último, existe una clara externalidad positiva, la ventaja medioambiental que el uso del coche compartido tiene. Se estima que en BlaBlaCar se han ahorrado 700.000 toneladas de CO2 hasta mayo de 2013, desde el inicio de la actividad.

 

¿Cómo surgió la idea de negocio? ¿Cómo fue el proceso de creación de la empresa? ¿Con qué infraestructura arrancaste la empresa?

El fundador de la empresa, Fréderic Mazzella, durante un puente vacacional, tuvo la necesidad de regresar a su ciudad natal y al intentarlo no encontró medio de transporte convencional para llegar. Es por ello que, viendo la cantidad de coches que cada día llevan a una sola persona, pensó que sería genial desarrollar una herramienta tecnológica que hiciera posible que personas desconocidas contactaran para hacer el mismo viaje y así compartir los gastos variables del mismo.

En España, a comienzos de 2010, me encargué de poner en marcha esta idea desarrollada en el mercado francés, porque consideraba que podría cuajar muy bien, no sólo por la necesidad de ahorro, sino además como forma alternativa para tener un viaje social. A los españoles les gusta hablar, conocer gente nueva, y esta forma de viajar es muy enriquecedora para muchas personas, como lo demuestra el éxito que está teniendo BlaBlaCar.es en términos de viajes y usuarios. 

Empecé con un ordenador desde mi cada con acceso a internet. Esa fue mi infraestructura inicial en España.

 

¿Cuáles fueron tus fuentes de financiación al emprender el negocio? ¿Contaste con algún apoyo o aval? ¿Recibiste algún tipo de subvención?

Mis fuentes de financiación fueron el capital propio. No recibí ningún tipo de subvención.

 

¿Cuáles son los logros obtenidos hasta ahora?

Hemos conseguido tener una comunidad de 3 millones de usuarios en Europa y 600.000 personas al mes se mueven en coche compartido con BlaBlaCar. Tenemos el 85% del mercado del ride-sharing en España.

 

¿Qué necesitarías para que vuestro proyecto sea un completo éxito?

Que las instituciones apoyaran la comunicación para hacer esa labor de concienciación necesaria, de cara a crear un caldo de cultivo propicio para la movilidad sostenible.

 
¿Cómo ha evolucionado BlaBlaCar con el paso del tiempo? ¿Os habéis tenido que reinventar? Hemos crecido en número de usuarios, viajes, y empleados que forman la compañía, dado que ya estamos presentes en 10 países en Europa. Los retos son constantes para mejorar el producto que ofrecemos, su usabilidad y las herramientas de confianza, así como la adaptabilidad a la cultura local a la hora de comunicar nuestros valores y mensajes.

 

¿Qué oportunidades presenta para el emprendedor este sector de actividad?

Para un emprendedor es muy motivante entrar en un mercado emergente como es en este caso el “consumo colaborativo”, que capta una tendencia cada vez más fuerte en lo que se refiere al uso de los recursos, bienes, servicios y conocimientos.

En nuestro caso particular permitimos que se optimice uno de los recursos más utilizados a la hora de transportar personas: el coche. Hacemos posible que se aprovechen los asientos libres de los coches particulares.

 

¿Cuál es la situación en España de este sector?
En España, estimamos que entre 80 y 120 millones de asientos vacíos se mueven a diario por las carreteras del país, por lo que existe un recurso infrautilizado y una demanda por parte de personas que necesitan viajar a estos destinos de forma más flexible y a un precio más barato. Nosotros somos el punto de unión entre ambas necesidades.

 

¿Quiénes son tus clientes?

Los clientes de este sector son personas que necesitan ahorrar en sus costes de transporte.

 

¿Qué crees que puede aportar el trabajo en red a tu empresa?

Formar parte de una red de emprendedores, instituciones y organizaciones que promueven iniciativas innovadoras, con las que es posible hacer networking para compartir conocimiento y crear sinergias.

 

¿Qué consejos darías a un emprendedor que comienza?

Creer en el proyecto empresarial que vas a llevar a cabo es lo más importante, dado que el camino no es fácil y es necesario que te apasione. Después es fundamental tener una red de contactos para que te proporcione el conocimiento necesario en ese camino.

Además, es importante rodearse de un buen equipo de personas con perfiles complementarios, un equipo que crea en el proyecto y esté alineado en torno a los valores compartidos.

 

Perfil de Vicent Rosso en la Red emprendeverde 
 

¿Te ha gustado?, compártelo