Otras entrevistas
Noticias

Plàncton

http:///_5

, ,

Eli Bonfill I Socia fundadora de Plàncton

 


"Una iniciativa dedicada al estudio y el conocimiento del mar"

 

En septiembre de 2012 nace Plàncton, cuando Eli Bonfill y Aurora Requena se conocen cursando un máster de Ciencias del  Mar. La empresa se dedica al estudio del mar y a fomentar su conocimiento mediantes distintas actividades, desde actos de carácter divulgativo hasta la gestión de proyectos, pasando por actividades de turismo sostenible.

El producto estrella de Plàncton es “sin lugar a dudas las salidas de snorkel guiado, una actividad que realizamos en el pueblo tarraconense de l'Ametlla de Mar, en una zona de costa rocosa con gran biodiversidad”, explica Eli.  Unas salidas en las que los guías son oceanógrafos y en las que se conduce en todo el momento el recorrido del cliente.

El potencial de la empresa radica en que “con nuestros proyectos y actividades ayudamos a dar a conocer el mar y la costa un poco más, para ayudar a sensibilizar a la población sobre su fragilidad, de modo que ayudemos a una mejor conservación de estos ecosistemas”, puntualiza Eli.

 

 

¿Qué es Plàncton y a qué se dedica?

Plàncton es una empresa dedicada al estudio del mar y a fomentar su conocimiento mediante actividades divulgativas, talleres, conferencias, exposiciones, etc.


¿Cuándo y cómo nace la empresa?

La empresa nace en setiembre de 2012, fruto de una inquietud que ya venía de años atrás. Aurora Requena y yo conocimos en un máster de Ciencias del Mar y después de colaborar juntas al frente de la Asociación Catalana de Oceanógrafas y Oceanógrafos vimos que eramos un buen equipo para tirar adelante un proyecto. De hecho ya hacía tiempo que cada una de las dos socias teníamos en mente montar una empresa para poder desarrollar proyectos sobre el mar y la dificultad de encontrar trabajo por cuenta ajena acabó de dar el empujón.

 

¿Cuáles son vuestras líneas de negocio?

Tenemos tres líneas de negocio diferenciadas:

- Divulgación y comunicación. Esta línea se centra en organizar actos divulgativos para acercar el mar a la sociedad en general, ya sea vía creación de exposiciones, contenidos divulgativos o campañas de comunicación, y organizando eventos científicos marinos como congresos, así como actividades de turismo sostenible como son los itinerarios interpretativos submarinos en snorkel.

- Educación y formación. Esta línea pretende fomentar el conocimiento del mar entre los escolares y los profesionales del medio marino, mediante actividades de educación ambiental, cursos, conferencias, talleres, charlas, así como jornadas de voluntariado costero o marino.

- Gestión de proyectos. Ésta es la línea más oceanográfica, ya que busca realizar todo tipo de proyectos marinos para mejorar el estado y conservación de nuestros mares. Para ello hacemos proyectos con pescadores y con el sector náutico para introducir mejoras en su campo. También redactamos proyectos técnicos de conservación de espacios naturales costeros y marinos, y estudios de seguimiento de especies.

 

 

De todas las mencionadas, ¿cuál consideras que es el producto estrella de Plàncton?

Nuestro producto estrella, sin lugar a dudas, son las salidas de snorkel guiado, es decir, salir al mar con las gafas y el tubo de bucear pero sin botella. Es una actividad que realizamos en el pueblo tarraconense de l'Ametlla de Mar (Tarragona), en una zona de costa rocosa con gran biodiversidad. Las salidas de snorkel duran dos horas y antes de entrar al agua se explica a la gente qué tiene de especial esta zona de costa, sus ecosistemas más destacados, y qué animales y plantas veremos con más facilidad, cómo reconocerlos y sus curiosidades. Una vez en el agua el guía va enseñando cómo buscar la vida escondida.

 

¿Qué os diferencia de otras iniciativas empresariales que también ponen en marcha itinerarios marinos y organizan eventos en ese ámbito?

Por un lado que todos nuestros guías son oceanógrafos, es decir, licenciados en ciencias del mar o biología marina, con titulaciones en buceo, y eso hace que los conocimientos que podemos transmitir sean muy amplios.

Por otro, hasta ahora muchas empresas que hacían salidas de snorkel lo que hacían era llevar a la gente a una zona bonita de la costa y la gente saltaba al agua y ellos mismos observaban, sin ningún tipo de guiaje por parte de un experto. Nosotros no, salimos desde la playa, facilitando la confianza en el medio acuático, nos movemos siempre cerca de la roca y vamos guiando el recorrido enseñando qué se ve en cada momento y donde buscar animales poco conocidos para la mayoría de gente.

 

¿Quiénes componen el equipo de Plàncton?

Somos dos socias, Eli Bonfill, licenciada en Ciencias del Mar, y Aurora Requena, licenciada en Biología, y ambas máster en Ciencias del Mar. Las dos tenemos un recorrido amplio en el mundo del asociacionismo ambiental y la educación ambiental.

Además para nuestros proyectos trabajamos en colaboración con otros autónomos o pequeñas empresas como es el estudio de diseño Ideogràfic, el ilustrador científico Toni Térmens, entre otros.

Actualmente, además, contamos en el equipo con una becaria, Anna, estudiante del máster de Ciencias del Mar, y una voluntaria europea de Francia, Marina, que es máster en gestión.

 

 

¿Cuál es el mayor impacto social y ambiental de la empresa?

Nosotras pensamos que con nuestros proyectos y actividades ayudamos a dar a conocer el mar y la costa un poco más, para ayudar a sensibilizar a la población sobre su fragilidad, de modo que ayudemos a una mejor conservación de estos ecosistemas. Queremos pensar que con nuestros actos ponemos un granito de arena más en pro de su conservación.

 

¿Con qué infraestructura arrancasteis vuestro proyecto?

Empezamos con una infraestructura muy básica, trabajando desde casa para ahorrar el dinero del local, hasta que surgieran grandes proyectos que pudieran sustentarlo. En cuanto al material íbamos comprando según necesidades y aprovechando muchos recursos propios y mucha imaginación, así que con poca cosa pudimos empezar.

 

¿Cuáles fueron vuestras fuentes de financiación al emprender el negocio?

Inicialmente cada socia aportamos un capital inicial, por un lado los ahorros de Eli y por otro la capitalización del paro de Aurora. Por suerte, el mismo mes en que montamos la empresa recibimos el premio “Emprèn en Femení” (Emprende en Femenino) de la Diputación de Tarragona, que traía consigo un aporte económico de 8.000 euros, lo que nos dio una buena inyección de capital para comprar material.

 

¿Cuáles son los logros obtenidos hasta ahora?

Hemos ganado diversos premios:

- “Emprèn en Femení” (Emprende en Femenino) de la Diputación de Tarragona.

- Premio al Joven Excelente en Lideraje Medioambiental 2013, otorgado por la Jove Cambra de Cataluya.

- Uno de los premios Q de Calidad Ebrense 2014, otorgado por la Asociación de Amigos y Amigas del Ebro.

Por otro lado, aparte de los premios estamos muy contentas porque desde el inicio de la empresa hemos tenido proyectos constantemente y podemos decir que trabajo no nos ha faltado, ni tenemos la empresa en números rojos, que también es un logro.

 

¿Cuál es el perfil del cliente de Plàncton?

Tenemos varios perfiles desde pescadores, ayuntamientos u otras administraciones, asociaciones, centros de investigación y empresas privadas. En cuanto a la actividad del snorkel el perfil es más concreto, ya que tenemos gente joven o familias con niños, en gran parte españoles y franceses.

 



¿Qué oportunidades presenta para el emprendedor el sector de actividad al que os dedicáis?

En nuestro caso pensamos que es un sector con mucho potencial a nivel de educación ambiental y de proyectos de conservación (sobre todo, viendo las normativas europeas y sus exigencias).

 

¿Qué necesitarías para que vuestro proyecto se consolide?

Pensamos que nos falta mejorar en la gestión de la empresa. Somos buenas en nuestros proyectos, pero tenemos desconocimiento del mundo empresarial, y no siempre es fácil compaginar los proyectos del día a día con la parte administrativa de nuestra empresa.

También nos hemos marcado como objetivo encontrar clientes fijos mensualmente o proyectos que suponga ingresos mensuales para poder sostener la infraestructura básica de la empresa: local y gastos asociados, gastos de gestoría, los autónomos, seguros, etc.

 

¿Os habéis tenido que reinventar desde que empezasteis?

Más que reinventar, en nuestro caso nos hemos ido adaptando a las demandas de los clientes. Cuando haces el plan de empresa allí escribes un ideal de servicios que crees que puedes ofrecer, pero no conoces mucho el mercado, y después los clientes te van orientando y te piden cosas que no habías pensado que podían ser una línea de negocio como está siendo en nuestro caso, por ejemplo, el community management de redes sociales de temática marina.

 

Por último, ¿qué consejos darías a un emprendedor que comienza?

Le diríamos que si él o ella creen en el proyecto es lo más importante para empezar, porque con ilusión todo sale aunque parezca raro, como parecía nuestro proyecto cuando lo contábamos a nuestros conocidos. Por otro lado le diríamos que empiece con una estructura muy pequeña, si se puede trabajando desde casa y reaprovechando recursos propios, y a medida que vayan saliendo proyectos ir creciendo poco a poco. Mucha gente se embarca en grandes locales y grandes inversiones de material desde el primer día y eso cuesta mucho de mantener. Es mejor no ser tan ambicioso en infraestructura y más en proyectos.

 

 

  Perfil de Plàncton en la Red emprendeverde



¿Te ha gustado?, compártelo