Otras entrevistas
Noticias
Inicio > Experiencias de éxito > Birota, bicicletas personalizadas y exclusivas con alma de madera

Birota, bicicletas personalizadas y exclusivas con alma de madera

27/07/2016

, , , , , ,

 


Birota (antes Ecco) es un proyecto de Stefano Guagliardo que se hizo con el tercer premio en la IV edición de Greenweekend Madrid. La iniciativa ofrece bicicletas ecológicas, que sustituyen el cuadro de acero por un cuadro de madera contrachapada de chopo certificado. “No hay que calentar el cuadro de madera como el de metal y no se generan generar residuos, porque cada resquicio de madera se usa para otras piezas o se destina a quema para generar energía. Nada se desperdicia”, puntualiza Stefano. El cliente recibe las piezas en su casa, montando la bicicleta y personalizándola a su gusto. “Cada una de nuestras bicicletas se convierte en única y lleva la marca de su propietario”.

 

Por ahora, el proyecto está arrancando. “Tenemos un plan de marketing y de empresa bastante avanzado, estamos registrando la marca y fabricando los primeros prototipos para testearlos entre nuestro público-nicho”, dice Stefano. La iniciativa cuenta además con colaboradores para el proceso de fabricación de las piezas.


El reconocimiento recibido en la Greenweekend es un aliciente para este joven emprendedor. “No solo nos demuestra que nuestra idea gusta, sino que se puede convertir en real. No es solo una idea en mi cabeza ¡otros también la comparten! No es solo ganar un premio, es un gran reconocimiento que además puede abrirnos puertas”, concluye.

 
 

¿Cuándo y cómo nació vuestro proyecto?

Esta idea nació hace como año y medio, cuando aún estaba en Italia. Estaba estudiando diseño en el centro ISIA, en Roma, y se me ocurrió crear un medio de transporte más ecológico. Creo que la bicicleta es un medio de transporte fantástico. Te permite una movilidad increíble, es saludable, te da una sensación de libertad y de contacto con lo que te rodea que nada más te lo da y es ecológico, pero su fabricación no lo es. Trabajar el metal es muchísimo más contaminante que trabajar la madera. Ahí es donde innova Birota.

 

¿Qué productos ofrecéis?

Bicicletas de madera o, como a nosotros nos gusta llamarlas, "con alma de madera". Hemos decido sustituir el cuadro de acero por uno de madera con diseños innovadores, llamativos y totalmente diferentes.

Nuestro sistema es fácil. Desde la web (o en tienda) eliges uno de los modelos que más te gusta, escoges sus piezas y lo recibes en casa en un cómodo kit de montaje. Tú lo montas y lo personalizas a tu gusto. Así, cada una de nuestras bicicletas se convierte en única.

 


¿Por qué te decidiste por las bicicletas personalizables?       

Creo que es algo intrínseco del ser humano sentirnos especiales y esa sensación la reflejamos en lo que poseemos. De alguna manera nos identificamos con lo que llevamos, como nos vestimos, peinamos y lo que tenemos. A todos nos gusta tener algo exclusivo, porque es único. Estas bicicletas satisfacen esa necesidad que además se demanda cada vez más, como se ve en las nuevas tribus sociales que se quieren diferenciar de las grandes masas.          

 

¿Qué tiene de novedoso vuestra iniciativa?

Primeramente, el diseño. Ya existen bicicletas de madera, pero no con estas mismas líneas. Por otra parte, las que existen actualmente en el mercado son de alto coste y tiene que hacerlas un artesano, tardando bastante en la entrega. Las nuestras las recibes en casa en unos días y además hace que te conviertas tú en el artesano y en el diseñador.

 

 

 ¿En qué fase se encuentra el proyecto?

Tenemos un plan de marketing y de empresa bastante avanzado, estamos registrando la marca y fabricando los primeros prototipos para testearlos entre nuestro público-nicho. Contamos ya con colaboradores en el proceso de fabricación y tenemos la página web beta realizada mientras sacamos la definitiva. Gracias a la Greenweekend hemos recibido grandes consejos sobre cómo dar estos primeros pasos. 


¿Contáis con el apoyo de inversores? ¿Cuáles son vuestras necesidades de financiación?

No necesitamos grandes inversores. Nuestro sistema de producción y distribución es sencillo, así que podemos decir que tenemos los pies en la tierra. Está claro que con una buena suma en el bolsillo, sería más fácil y si llega, bienvenida sea, pero queremos empezar poco a poco antes de lanzarnos "a lo grande" al mercado. Queremos ser realistas y también en la Greenweekend nos aconsejaron ir con calma —pero sin pausa—.

 

Aparte de ti ¿qué personas están involucradas en el proyecto?

Mi compañera Irene. Ella estudió Comunicación y me ayuda en todo lo que puede, organizando los pasos que hay que dar, entre otras cosas. Además de ella, en la Greenweekend conocimos a Javier, un hombre genial, especializado en medio ambiente que nos aconseja sobre las maderas a escoger, los certificados y la documentación legal y hace poco IPEMA, una empresa de construcción en madera, nos ha ofrecido una colaboración en el proyecto. 

 


¿Cuál es el valor diferencial de la iniciativa, el punto fuerte?

Hay varios valores que hacen a Birota totalmente diferente del resto. Uno, la ecología. Apostamos por un medio de transporte aún más sostenible con el medio ambiente. Apostamos por una sociedad que quiere y necesita cambiar. Dos, el diseño, totalmente innovador, exclusivo... e italiano. Tres, el kit de montaje. Un sistema que permite no solo que el cliente saque al "manitas" que lleva dentro, sino que reduce el coste del sistema de producción y por tanto, del precio final, lo que lleva al cuarto punto, la parte económica: damos un producto exclusivo asequible a todos los bolsillos y por último, personalizable, ya que al poder elegir sus piezas y poder pintarla al gusto, cada bicicleta lleva la marca de su propietario.

 

¿Cuál es el principal valor ambiental de la iniciativa?

Nuestro principal valor ambiental es que sustituimos el cuadro de acero (para cuyo empleo hace falta calentar el metal a altas temperaturas, no solo generando un gasto energético muy elevado, sino emitiendo a la atmósfera grandes cantidades de gases nocivos) por uno de madera cortada con una máquina de control numérico, cuyo corte se realiza en segundos sin necesidad de preparar el material (no hay que calentarlo como el metal) y sin generar residuos, porque cada resquicio de madera se usa para otras piezas o se destina a quema para generar energía. Nada se desperdicia. Además, cuando la vida de la bicicleta llega a su fin, la madera puede triturarse para generar aglomerado o quemarla y generar energía no contaminante.

 

¿Cuáles son las principales dificultades a las que te estás enfrentando como emprendedor?

Creo que como todos, el arranque es lo más complicado, porque te enfrentas a grandes decisiones sobre prácticamente todo. ¿Cómo me acerco a mi público potencial? ¿Cuál es el mejor nombre para la empresa? ¿Cuánta financiación real necesito para empezar? ¿Cómo la calculo? ¿Será mejor aceptada la versión A o la versión B del modelo? Muchas incógnitas a responder, pero creo que vamos por buen camino. Nos hemos definido unas rutas factibles y pasito a pasito...

 

¿Y las ventajas de haber puesto en marcha tu propio negocio?

Que era mi sueño, al igual que el de mis colaboradores. Siempre hemos trabajado para otros y este proyecto nos permite trabajar para nosotros y por algo en lo que creemos. Algo que creemos que es bueno, tanto por el producto en sí como por los valores que defiende. Es importante creer en el proyecto, eso es lo que lo hará real.

 

¿Qué supone para ti haber logrado el tercer premio de la IV edición de Greenweekend Madrid?

Haber ganado un premio de la GreenWeekend es algo increíble. No solo nos demuestra que nuestra idea gusta sino que se puede convertir en real. No es solo una idea en mi cabeza ¡otros también la comparten! No es solo ganar un premio, porque es un gran reconocimiento que además puede abrirnos puertas, supone un empuje para seguir adelante.


Y aprovechando el momento, también me gustaría agradecer a la Greenweekend tanto el premio como todos los conocimientos que nos ha proporcionado y la oportunidad de conocer a tanta gente fantástica. Hemos aprendido muchísimo, nos han resuelto muchas dudas y nos han dado una pequeña guía de cómo empezar realmente. Y eso no tiene precio. Todo el equipo de Birota da las gracias por ello.                      

  



¿Quieres recibir todos los meses en tu correo más interesantes experiencias de exito como esta? 

Suscribete aquí al Boletin Red emprendeverde

 


¿Te ha gustado?, compártelo