Noticias
Otras entrevistas
Inicio > Noticias > Entrevistamos a Fernando Rayón de Aqualogy/Agbar

Entrevistamos a Fernando Rayón de Aqualogy/Agbar

admin


Con motivo del 6º Encuentro emprendeverde, entrevistamos a Fernando Rayón  de Aqualogy, experto invitado en esta edición.


“La gestión sostenible del agua es un factor fundamental para el desarrollo económico”

 

Fernando Rayón Martín, ingeniero de Caminos, Canales y Puertos,  MBA por Euroforum y Master en Innovación y Empreneduria y en Digital Business por ESADE es actualmente director de Innovación de Negocio de AGBAR/Aqualogy. Esta última es un grupo de empresas perteneciente al grupo Agbar (Aguas de Barcelona) que desarrolla tecnología de vanguardia y ofrece productos y servicios en los ámbitos de la gestión del agua y las smart cities.

Se trata del “primer grupo que ofrece soluciones integrales en la gestión del agua, abarcando todos los servicios tecnológicos relacionados, desde la etapa de captación, almacenamiento, transporte, potabilización y distribución de agua potable, hasta la recolección y depuración de aguas residuales”, explica Fernando.

Aqualogy, además, impulsa el emprendimiento y la innovación para el desarrollo de las smart cities, para lo cual han creado un fondo de capital de riesgo. “Hemos constituido con el CDTI un acuerdo de coinversión de hasta 26 millones de euros en 5 años. Con ello queremos potenciar el desarrollo de startups tecnológicas españolas en los ámbitos del agua, el medioambiente, la energía y las smart cities”, concreta.

Las smart cities tienen como unos de sus pilares una gestión inteligente del agua, “utilizando las tecnologías disponibles de manera óptima, básicamente con el fin de garantizar el servicio en las mejores condiciones de sostenibilidad”. Una gestión sostenible que es fundamental para el desarrollo económico, “puesto que el agua es un elemento finito e insustituible”, recalca Rayón.

 

¿Qué es Aqualogy?

Aqualogy es un grupo de empresas perteneciente al grupo Agbar que desarrolla tecnología de vanguardia y ofrece productos y servicios en los ámbitos de la gestión del agua y las smart cities. 

 

¿Qué servicios ofrece?

Es el primer grupo que ofrece soluciones integrales en la gestión del agua, abarcando todos los servicios tecnológicos relacionados, desde la etapa de captación, almacenamiento, transporte, potabilización y distribución de agua potable, hasta la recolección y depuración de aguas residuales, pasando por la gestión integral de las aguas de riego y los procesos específicos de los diferentes sectores comerciales e industriales.

 

¿Cuál es el principal activo o fortaleza de la empresa?

El compromiso, la seriedad y la solidez que le dan los más de 140 años de experiencia que lleva su grupo empresarial gestionando el agua, así como su decidida apuesta por la innovación tecnológica y su orientación a las necesidades de sus clientes, junto con su vocación global.

 

¿Cuáles son los principales proyectos en los que estáis trabajando actualmente?

Tenemos proyectos en marcha que abarcan desde la operación de infraestructuras e instalaciones de tratamiento y gestión del agua, hasta implantaciones de sistemas de telecontrol y telelectura. Nos gusta también tener presencia en la nueva economía digital y desarrollamos apps y otros instrumentos relacionados con Internet y las redes sociales. Tenemos también una gran actividad en el desarrollo de soluciones para las smart cities.

 


¿Qué perfiles de clientes tiene una empresa como Aqualogy?

Nuestros productos y servicios abarcan todo tipo de clientes, desde las administraciones públicas (B2A) hasta las empresas (B2B) y los usuarios finales (B2C).

 

Aqualogy cuenta con presencia en el mercado americano (Estados Unidos, México, Chile, Brasil). ¿La expansión a otros países en ese continente es uno de vuestros principales retos?

Nuestras soluciones y tecnologías han demostrado ser adaptables a muy diferentes contextos tanto técnicos, como económicos y políticos. Por ello, siempre nos gusta estar presentes en todas aquellas oportunidades en que podamos alcanzar situaciones de ventaja mutua con nuestros clientes.

 

Además, impulsáis el emprendimiento y la innovación para el desarrollo de las smart cities a través de la creación de un fondo de capital de riesgo. ¿Cómo se concreta esta iniciativa?

Efectivamente, hemos constituido con el CDTI un acuerdo de coinversión de hasta 26 millones de euros en cinco años. Con ello queremos potenciar el desarrollo de startups tecnológicas españolas en los ámbitos del agua, el medioambiente, la energía y las smart cities. Pero no queremos aportar únicamente apalancamiento financiero, como haría cualquier inversor convencional, sino que queremos también aportar lo que yo llamo “apalancamiento mercantil”, es decir, capacidad tecnológica, conocimiento y presencia en mercados internacionales, capacidad comercial, etc. De esta manera, los emprendedores no sólo reciben financiación, sino también apoyo en gran escala en temas que no suelen estar a disposición de los emprendedores.  

 

Una smart city tiene que contar también con una gestión del agua inteligente. ¿Cuáles son las principales características de esa gestión?

Una gestión “smart” del agua, es aquella que utiliza las tecnologías disponibles de manera óptima, básicamente con el fin de garantizar el servicio en las mejores condiciones de sostenibilidad. Ello quiere decir que se deben emplear los instrumentos y desarrollos tecnológicos más recientes que minimicen el uso del agua y los efectos negativos de las fuerzas naturales (inundaciones, etc.), dentro de un contexto de economía y eficiencia.

 


¿Cuáles son los principales retos de la gestión del agua en el siglo XXI?

A nivel planetario, garantizar un adecuado equilibrio de la terna agua-energía-alimentación, en un contexto de presión por los efectos del cambio climático y del crecimiento de la demanda de agua como consecuencia del crecimiento esperado de la población y de la riqueza de su dieta. A nivel local, cada colectivo tiene sus propios retos: en unos casos más próximos a la escasez de los recursos (zonas áridas y semiáridas), en otros a la contaminación del agua (zonas industriales y/o fuertemente pobladas), y en otros, finalmente, a los problemas de las inundaciones.

 

¿Qué peso tiene una gestión racional y sostenible del agua en el desarrollo económico?

Es un factor fundamental, puesto que el agua es un elemento finito (siempre hay la misma cantidad en el planeta) e insustituible. Si se acaba el petróleo, se puede usar energía nuclear, por decir algo. Pero si se acaba el agua porque crece la demanda o porque se contamina la que hay, no existe ningún otro elemento que la pueda sustituir.

 

¿Cuál es vuestro mayor impacto social y ambiental?

El impacto de la aplicación de las soluciones que propone Aqualogy va siempre en la línea de minimizar los efectos negativos de los retos que se han señalado anteriormente.

 

¿Se puede ser sostenible y a la vez rentable económicamente si hablamos de gestión de los recursos hídricos?

Absolutamente. Es más: se tiene que ser sostenible y rentable a la vez, porque en caso contrario, el proceso no funciona. Y si se quiere comprobar que esto es una realidad, no hace falta más que mirar a la naturaleza a nuestro alrededor: desde que existe la vida sobre la tierra, los seres vivos han ideado sistemas rentables para ellos, por eso han crecido como especies. Pero al mismo tiempo ha sido una rentabilidad sostenible; de ahí el equilibrio ambiental de la tierra durante tantos miles de millones de años. El reto es ahora cómo conseguir que una especie como la nuestra, que ha demostrado una gran capacidad para romper ese equilibrio, vuelva a conceptos de rentabilidad sostenible. 

 

En alguna ocasión has señalado que los emprendedores tienen buenas ideas pero les cuesta llegar a los mercados. ¿Cómo pueden ayudarles empresas como Aqualogy?

Pues precisamente como apunté antes: ofreciéndoles su conocimiento y presencia en muchos y diferentes mercados internacionales, con características de todo tipo muy diferentes.

 

¿Qué debería tener presente un emprendedor que quiera desarrollar una iniciativa en el campo de la gestión de los recursos hídricos?

En mi opinión, lo mismo que otro emprendedor que quiera desarrollar una iniciativa en cualquier otro mercado. Desde luego, tendrá que desarrollar un producto sólido y eficiente. Pero con eso no basta. Hará falta también que el mercado pueda desarrollar una demanda de ese producto de manera que pueda compensar sus costes de producción, comercialización y distribución. Si esto no es así, por muy bueno que sea el producto, su probabilidad de éxito será muy baja. Por ello, cuando un emprendedor intenta “vender” su producto a un inversor, debe intentar convencerle de la mejor y más documentada manera posible de que el mercado existe y tendrá una buena demanda de su producto.

 


¿Te ha gustado?, compártelo